Se realizó la tercera clase del seminario de formación política para jóvenes

La tercera clase del seminario tuvo que ver con la economía.

El miércoles 30/10, a última hora de la tarde, más de ciento cincuenta jóvenes participaron de la tercera la clase del seminario de formación política que la Comisión de Juventudes del Instituto Patria lanzó hace quince días con el objetivo de aportar a la construcción del contrato social que requiere el nuevo tiempo, luego de la catástrofe social que deja la Alianza Cambiemos luego de su paso por el gobierno.

El encuentro se realizó en el Aula Magna de la Universidad Metropolitana de la Educación y el Trabajo (UMET), y para exponer sobre el eje “Economía política del contrato social” fueron invitados el abogado y docente universitario Matías Muraca; la economista Silvina Batakis; el ex director del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Arnaldo Bocco; y la ex directora del Banco de la Nación Argentina (BNA), Delfina Rossi. La apertura estuvo a cargo de la coordinadora general de las comisiones del Patria, Claudia Bernazza, junto a Gabriel Maldonado y Pedro Carballo, integrantes de la mesa coordinadora de la comisión Juventudes .

Muraca es doctor en Ciencias Sociales.

Muraca citó a Maquiavelo, quien afirmaba que en toda sociedad hay dos grupos, los nobles y el pueblo. “Era una relación que se basaba en el conflicto”, recordó, y señaló que “los nobles siempre quieren cada vez más, mientras el pueblo quiere vivir tranquilo disfrutando de pequeñas conquistas de bienestar”. Para cerrar la idea destacó la importancia que tienen las leyes “porque limitan el avance de los nobles y le garantizan al pueblo la libre expresión y la defensa de sus derechos”.

Batakis, por su parte, habló sobre el Tratado de Economía del célebre filósofo y economista escocés Adam Smith, y su errónea interpretación por parte de referentes del neoliberalismo. Citó también al escritor portugués y Premio Nobel de Literatura, José Saramago, cuando se preguntó qué era lo opuesto al neoliberalismo. “La conciencia», citó, y contó que coincidía con este concepto porque “la conciencia que desarrolla un pueblo permite ponerle límites al poderoso”. Por último, afirmó que el “capitalismo social y la educación pública deben ser dos pilares de un contrato social que ayude a formar una conciencia de los argentinos con valores sociales” y que «la economía debe servir para generar riquezas distributiva y que eso genere trabajo,  que es lo único que dignifica a la gente”.

Batakis fue ministra de Economía del gobierno de Daniel Scioli.

Bocco habló sobre la «tristeza colectiva» que había generado en Argentina el neoliberalismo de Macri, y luego le habló a los y las jóvenes sobre el contexto nacional e internacional en el cual  se implementó el acuerdo social y el Plan Gelbard , propuesto por el Gral. Juan Domingo Perón en su tercer mandato presidencial. Por último Bocco analizó la situación política y económica en Bolivia, Chile y Ecuador, en un contexto regional en el que se están cuestionando en las calles los programas de gobierno neoliberales.

Bocco dirigió el BCRA.

Rossi  se refirió a la importancia de tener un «contrato social responsable» y consideró que “un contrato o pacto social es un acuerdo que permite canalizar conflictos sociales y de intereses”. Luego realizó un repaso de los distintos pactos sociales impulsados en gobiernos peronistas que se caracterizaron por la «puja distributiva», repasó  los objetivos y resultados del «Plan Primavera» del gobierno de Raúl Alfonsín, de los acuerdos celebrados durante el menemismos y también de la “Mesa del Diálogo Social” lanzada en el gobierno de Duhalde.

Rossi estuvo al frente del BNA.

En el cierre, antes de la foto junto a los y las jóvenes que participaron de la clase, la joven economista propuso tomar al “Plan Trienal del peronismo” como modelo para elaborar en Argentina un «contrato social de ciudadanía responsable». Un rato antes, el presidente electo Alberto Fernández, ofrecía un conmovedor gesto en ese sentido, y relación a la que Argentina que viene, al recibir en sus oficinas de San Telmo al joven Brian Gallo, del partido bonaerense de Moreno, quien había sido discriminado en las redes sociales, el domingo de las elecciones, por su aspecto. «Para que entiendan cómo es la historia, una gorra no cambia nada», dijo el ex jefe de Gabinete de Néstor Kirchner, y se calzó la gorra con visera.