Comunicado frente a la afectación de las pensiones no contributivas

Denunciamos al Gobierno Nacional que por conducto de la Agencia Nacional de Discapacidad dictó la Resolución Nº268/2018 afectando las pensiones no contributivas de las personas con discapacidad.

En efecto, el Poder Ejecutivo se encuentra realizando –una vez más- un brutal ajuste sobre el colectivo de personas con discapacidad y lo hace pasar como una “modificación del circuito administrativo de notificación de incompatibilidades”. En ese sentido el artículo 1 de la resolución dispone: “[…] ARTICULO 1: Apruébese el circuito administrativo de notificación de incompatibilidades con el Decreto 432/97, de suspensión y caducidad de pensiones no contributivas por invalidez, que como Anexo I (IF2018-37322889-APN-DNAYAE#AND) forma parte de la presente”.

Este es el procedimiento: La Administración va a realizar un “entrecruzamiento” de datos con todos los organismos no gubernamentales a los fines de detectar “incompatibilidades”.

Luego pasará a notificar a las personas con discapacidad, IMPORTANTE: Las notificaciones deberán cumplir con los recaudos del artículo 40 de la reglamentación de la Ley de Procedimientos Administrativos N°19549, esto quiere decir que la notificación mediante el Ticket del cajero o de cualquier vía informal, es NULA.

Notificadas las personas con discapacidad (en el domicilio que se haya denunciado en ANSES), les otorga un plazo de 10 días hábiles, a los fines de comunicarse y sacar un turno en ANSES para efectuar el descargo.

Posteriormente la Administración va a analizar la documentación presentada y en caso de persistir la “incompatibilidad” le otorgará un nuevo plazo de 5 días a fin de que la subsane bajo apercibimiento de dar de baja el beneficio por medio del trámite de “suspensión”.

Esta maniobra atenta directamente con el derecho de acceso a la pensión de miles de personas con discapacidad en nuestro país y apunta directamente a ajustar al colectivo utilizando mecanismos que en apariencia “lógicos”, NO TIENEN EN CUENTA LA REALIDAD DEL COLECTIVO, los derechos adquiridos y las obligaciones que el Estado Argentina tiene respecto la CONVENCION SOBRE LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD.

A los fines de contrarrestar esta situación  queremos hacer saber a las personas con discapacidad que cobran la pensión no contributiva los pasos a seguir:

  1. En primer lugar deben esperar ser notificados fehacientemente en el domicilio que registraron en ANSES.
  2. Una vez notificados tienen 10 días para presentar su CONTESTACIÓN a la intimación cursada. Es por este motivo que recomendamos obviar la solicitud del turno e ir DIRECTAMENTE CON EL ESCRITO. La ADMINISTRACIÓN TIENE LA OBLIGACIÓN DE RECEPCIONAR ABSOLUTAMENTE TODAS LAS PRESENTACIONES QUE SE LE FORMULEN CON EL RESPECTIVO SELLO DE RECEPCIÓN.

Tenemos la presunción de que en el ínterin desde que una Persona con Discapacidad es notificada hasta que le dan el número en ANSES pasan más de 10 (diez) días y puede correr un riesgo innecesario la continuidad de la pensión.

  1. El escrito NO REQUIERE firma de letrado ya que rige el principio de informalidad en la administración, sin embargo aconsejamos que si la incompatibilidad que se le aduce reviste cierta complejidad, busque asesoramiento legal ya sea en las Defensorías, patrocinios gratuitos de las universidades, etc.
  2. Del escrito presentado, siempre presenten un original firmado y una copia sellada donde conste la fecha de su presentación COMO CONSTANCIA DE QUE CUMPLIERON CON LA INTIMACIÓN.
  3. Una vez contestado hay que esperar la resolución de esa controversia, la cual en caso de salir rechazada, se abre un nuevo plazo de 5 (cinco) días, para contestar.
  4. Por último, si el rechazo persiste luego de estas acciones la pensión NO ESTÁ PERDIDA AÚN, busque asesoramiento legal a los fines de realizar el reclamo en sede judicial.

Por último, llamamos a todas las Agrupaciones que luchan día a día por los derechos  a un ESTADO DE ALERTA PERMANENTE y decir en todos los tipos de comunicación y muy fuertemente que NO SE PUEDE SOSLAYAR LA CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD, que hacerlo es VIOLAR LOS DERECHOS HUMANOS  y que  LA PENSIÓN NO ES UNA DÁDIVA, ES UN DERECHO.