El odio no es democracia: es violencia política

El Instituto Patria se suma al repudio generalizado que motivaron las calificaciones virulentas del operador mediático Ángel Pedro “Baby” Etchecopar, quien ha recurrido una vez más a la intolerancia y la falta de respeto desde una plataforma de comunicación.
Los dichos de Etchecopar expresados en el programa del ciclo televisivo “La noche de Mirtha”, el pasado sábado 20 de junio, desnaturaliza el diálogo democrático e incorpora dimensiones de violencia simbólica impensables para una República que pretende debatir en un plano de respeto y reconocimiento de las diferencias.
La calificación misógina con que el panelista se refirió a la actual vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, es coherente con su acostumbrado lenguaje racista, homofóbico y supremacista.
Nos sumamos al repudio de los Movimientos Sociales, los Partidos Políticos y las organizaciones sindicales y sociales que han advertido en forma repetida sobre el peligro de consentir este tipo de arbitrariedades que solo convocan al deterioro del debate público.
La convocatoria al odio nunca puede ser compatible con la práctica de la pluralidad democrática.