A la democracia no se la amenaza, se la defiende

Desde la Comisión de Derechos Humanos manifestamos nuestro profundo repudio a las palabras del ex teniente coronel Aldo Rico, que amenaza a la democracia e incentiva el levantamiento de armas contra el pueblo.
Desconocer la legitimidad del gobierno, y convocar a movilizar las fuerzas armadas, tal como sucedió en otros gobiernos desde la recuperación de la democracia en 1983, sin duda, se inscribe en las reiteradas propuestas autoritarias y antidemocráticas que algunos sectores intentan impulsar en el marco de contextos sociales de profundas dificultades.
Las fuerzas del campo popular debemos unirnos en defensa de la democracia y de las conquistas en materia de derechos humanos. Sostenemos la Memoria, la Verdad y la Justicia como pilares en la construcción de una Patria con Justicia Social.
Asimismo, apoyamos todas las iniciativas que las autoridades nacionales pongan en ejecución para combatir la impunidad y la constante degradación de la política como factor de construcción social.