El Instituto Patria rechaza la postergación electoral en Bolivia

Por un proceso electoral sin proscripciones.

Imagen integrada

El Instituto PATRIA rechaza el intento de la dictadora Añez  y el Tribunal Supremo Electoral para postergar la elecciones generales convocadas para el 6 de septiembre, llevándolas al 18 de octubre en una clara maniobra que tiene como objetivo tornar ilegal nuevamente el proceso electoral, generando así las condiciones para que la reacción popular justifique desde su perspectiva el intento de proscribir a la lista de los candidatos del MAS, encabezada por Luis Arce y David Choquehuanca.

Suena increíble que Añez y su gabinete, quienes demostraron una irresponsabilidad manifiesta en el manejo de la pandemia del COVID 19 , hoy utilice esta catástrofe para evitar que el pueblo boliviano vuelva a manifestarse democráticamente en elecciones y elija a los candidatos de las listas del MAS.

Un gobierno nacido de un golpe militar no tendrá nunca la legalidad necesaria para que sea reconocido por nuestro gobierno y pueblo, mucho menos si utilizan procedimientos dilatorios para no realizar elecciones. A Añez no le interesa la salud y el bienestar de la gente, solo quiere evitar la vuelta a la democracia y que se investiguen sus delitos económicos y la responsabilidad que le cabe en la masacres de Senkata y Sacaba, así como por cientos de presos, exiliados y perseguidos por motivos políticos.

Desde el Instituto Patria y su comisión de Integración Regional y Asuntos Internacionales hacemos un llamado a los organismos regionales e internacionales para que reclamen ante este nuevo avasallamiento de la democracia. Expresamos también nuestra preocupación ante hechos como los sucedidos en Ecuador y ahora en Bolivia que tienden a naturalizar situaciones que repudiamos quienes defendemos los valores y logros democráticos de nuestra región.