A 5 años de la desaparición forzada seguida de muerte de nuestro hermano Santiago Maldonado

Desde el “Colectivo de Comunidades Religiosas e Identidades Culturales” que integra la Comisión de Derechos Humanos del Instituto PATRIA, ante los discursos golpistas y de odio, manifestamos:

  • Rechazamos los discursos de odio que promueven y alientan a un escenario de violencia en nombre de una falsa “libertad” que atenta al ejercicio de la vida en democracia y derechos adquiridos de todas las personas. La democracia no contempla la alternativa de la maquinaria golpista desde el Estado para la resolución de conflictos. El respeto a la Constitución debe manifestarse en todos los momentos políticos, aún en momentos de conflictividad social.

– Rechazamos la acción violenta de un grupo minúsculo de personas que, con la clara complicidad de agentes de la policía de la ciudad, agredieron la fachada del Instituto Patria y con ella a las autoridades y fundamentalmente la propuesta política integradora e inclusiva que representa.

– Repudiamos las expresiones golpistas del carapintada Aldo Rico, nos sumamos a las declaraciones de la Mesa de Organismos de DDHH y acompañamos las acciones de la Secretaria de DDHH de la nación.

– Reafirmamos nuestro compromiso con la promoción y la defensa de los derechos humanos, civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de nuestro pueblo. Mantenemos las banderas de Memoria, la Verdad y la Justicia.

Este colectivo está comprometido con las luchas populares partiendo de la base de nuestra Fe, de nuestras energías, desde nuestras distintas creencias y cosmologías, se nos hace necesario el encuentro de nuestras mentes y espiritualidades en busca de una Patria Libre, Fraterna y Solidaria, reconociéndonos como parte del campo popular, nacional y latinoamericano.

En este día especial a 5 años de la desaparición forzada seguida de muerte de nuestro hermano Santiago Maldonado, acompañamos a sus familiares y compañeros en la lucha por el reclamo de justicia, buscando a los actores materiales e intelectuales de tan doloroso hecho.

Como diría Galeano “Pelear por un mundo que sea la casa de todos y no la casa de poquitos y el infierno de la mayoría”