La “reparación histórica”: una nueva estafa a los jubilados

En una nueva edición del ciclo de charlas “Ciudadanía, Libertad e Igualdad en el Bicentenario de la primera Independencia” que el Instituto PATRIA organiza en su casa los días jueves, un panel de expertos en materia de seguridad social encabezó el encuentro “La gran estafa de la reparación histórica: un análisis sobre el nuevo modelo previsional”.

Los encargados de dar la bienvenida a los más de cien asistentes que ocuparon el auditorio fueron Oscar Parrilli y Teresa Parodi, presidente y secretaria del PATRIA. Luego la periodista Cynthia García, moderadora del panel, presentó a los invitados: el diputado nacional del FPV-PJ por la provincia de Formosa, Juan Carlos Díaz Roig; el presidente ejecutivo de la Confederación General de Jubilados, Retirados, Pensionados y Adultos Mayores del país, Carlos Valle; y el abogado especialista en temas previsionales y ex director del Centro Interamericano de Seguridad Social (CIESS), Miguel Ángel Fernández Pastor.

img_4646 img_4665

La periodista García introdujo la charla con un “planteo comunicacional” en relación al latiguillo de “la plata de los jubilados” con el que el sistema de medios dominante hizo campaña en contra del kircherismo durante los últimos años, en alianza con los actuales funcionarios del gobierno nacional, y luego de enmarcar la iniciativa oficial en una larga serie de mentiras, remarcó que “la verdadera reparación histórica en materia previsional” se realizó durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, cuando se logró llegar al valor histórico del noventa y siete de la población pasiva cubierta por el Estado. Luego de la introducción cedió la palabra a los expertos invitados.

Valle recordó que ya a mediados de 2015 él ya había advertido que la coalición Cambiemos “venía a reimplantar el plan Cóndor para quebrar el sistema previsional argentino y el Estado nacional en su conjunto” y subrayó que “con los primeros decretos de necesidad y urgencia” firmados por Macri al asumir la presidencia, “ratificaron todas esas denuncias”. Ponderó la acción legal que su compañero de panel, el “compatriota” Fernández Pastor inició en el poder judicial para evitar el vaciamiento espurio de los recursos de la Anses, pero sostuvo que “en este momento ninguno de los tres poderes funciona”, ni se puede “hablar de República ni institucionalidad” ya que “la mayoría de los legisladores se han olvidado que la democracia es respetar el mandato del pueblo” y que “están actuando en contra el pueblo y la nación”.

img_4714

 

 

Fernández Pastor aclaró en el comienzo de su exposición que el amparo que presentó en la justicia a mediados de agosto para declarar la inconstitucionalidad de cinco artículos de la ley de reparación histórica que el gobierno nacional había sancionado en el Congreso, “es por el futuro y no por el presente” ya que “a nosotros nada nos va a cambiar sino a nuestros hijos y nietos”. Definió a la seguridad social como una herramienta fundamental para distribuir el ingreso y compartió algunas cifras para poner en evidencia los resultados que se logran con un Estado activo y presente. “En el 2004 había 1.600.000 jubilados” y que “hoy hay 6.400.000”. Con respecto al salario, los primeros “ganaban 75 dólares y el año pasado llegaron a cobrar 560 dólares”.

img_4788

El ex funcionario de la Anses advirtió que “si no hacemos algo ésta será la cuarta vez que retrocedamos” en materia de seguridad social, e hizo un repaso histórico. Mencionó los años de Juan Carlos Onganía, Martínez de Hoz y también de Domingo Felipe Cavallo, cuando se dictó la Ley de Emergencia Económica -comparable a la actual ley de letigiosidad- se emitieron bonos con una quita -comparable a la actual quita por el pago de sentencias-, y por último recordó que en la década del noventa se quedaron con los subsidios familiares y “ahora van por el fondo de garantías de sustentabilidad, que tiene una vez y media las reservas del Banco Central”. “Si uno recorre el mismo camino el resultado va a ser el mismo”, cerró, y llamó a parar la ofensiva oficial con recursos técnicos pero también políticos.

 

 

Díaz Roig realizó una contextualización política y filosófica de la decisión de la Alianza Cambiemos de ir por los fondos jubilatorios. “Se quejan porque dicen que ponemos palos en la rueda”, dijo, y trazó una enorme línea divisoria entre los que creen en propiedad privada, la competencia y la acumulación, y los que “creemos en la solidaridad, la función social de la propiedad y el bien común”. Explicó que no pueden compartir ideas como las que planteó Macri a dos días de asumir su gobierno, cuando dijo que terminaba el tiempo en el que la economía crecía por el consumo sino por las inversiones. “El sistema neoliberal es intrínsicamente perverso que nunca va a resolver los problemas de los pueblos”, dijo

img_4815

El diputado nacional advirtió que no hay errores de implementación de parte de que Cambiemos, sino que están cumpliendo a rajatabla su plan de gobierno. Habló de un proyecto de país que requiere “un 25 por ciento de desocupados, y salarios y jubilaciones a la baja”, como así también “acumulación en pocas manos y libertad de competencia para eliminar por lo menos 100 mil PyMEs”.

 

 

Luego compartió algunas cifras comparativas para demostrar que la llamada recuperación histórica es una nueva estafa contra el pueblo argentino, y en el tramo final de la charla advirtió que el partido mediático y judicial “pretenden dividir al campo nacional y popular” y llamó a dejar las internas de lado para conformar la nueva mayoría que suele mencionar la presidenta honoraria del PATRIA, Cristina Fernández de Kirchner, y de ese modo volver a poner un gobierno popular en la Casa de Gobierno.