Avanza el curso sobre Derechos Humanos de las Personas Mayores

El Curso de Formación sobre Derechos Humanos de las Personas Mayores del Instituto Patria continúa desarrollándose en la sede de la Asociación de Personal Aeronáutico (APA). El lunes tuvo lugar el quinto de los ocho encuentros previstos. Se abordó la Comunicación y las Personas Mayores.

La mesa del quinto encuentro estuvo conformada por especialistas en comunicación de amplia trayectoria. Los ejes centrales del encuentro giraron en torno al rol de los medios en la temática del envejecimiento.

Adriana Frávega, directora de Comunicación y Personas Mayores de la Facultad de Periodismo de la Universidad Nacional de La Plata, presentó los proyectos que iniciaron en 2003 con el objetivo de promover la participación activa de jóvenes y personas mayores en la comunicación y sus distintos soportes. Durante su exposición remarcó la importancia de las personas mayores como sujetos de comunicación y de acción política con capacidad para transformar la realidad, en este caso dentro del marco universitario.

También se presentaron Nicolás Shonfeld y Gabriel Katz, quienes dieron iniciaron y condujeron desde 2010 la señal de Televisión Digital Abierta (TDA) Acua Mayor, que fue el primer y único canal de Latinoamérica dedicado íntegramente a las personas mayores. Para Shonfeld, la producción audiovisual, desde esta señal, supuso revisar las propias consideraciones sobre las personas mayores. Katz destacó que “la gestión pública se presentó como un espacio de rebeldía”, ya que logró desafiar el sentido común sobre la vejez. Para el especialista se trató de un “Estado oxigenando una sociedad” a través de una decisión política que aportó recursos para lograrlo.

Las participaciones de Javier “El Profe” Romero y María Fernanda Ruiz presentaron la nueva coyuntura política del país que surge a partir de la represión y posterior aprobación de la Ley de Reforma Previsional. En este escenario, a fines de 2017, ambos referentes lideraron y trabajaron desde la Comisión de Comunicación del Instituto Patria en el armado y la difusión de la Campaña “1 Millón de Firmas”. Enmarcada en ese escenario histórico, Ruiz destacó que la propuesta asumió el ajuste a las jubilaciones y pensiones en el país para generar un movimiento de ciudadanía ampliada ante la retracción de muchos derechos conquistados. Es así que la propuesta de la campaña surge con el lema: “podemos hacer ciudadanía democrática en defensa propia”.

Por su parte, Romero planteó que “la política es comunicación y la comunicación es política”. Desde esta concepción y dada la gigantesca maquinaria de construcción de sentido de los grandes medios de comunicación, las estrategias de la Campaña, sobre todo aquellas vinculadas los medios digitales, posibilitaron acciones masivas que llegaron a todas partes del país.

Tanto Romero como Ruiz coincidieron en que la Campaña fue un proyecto de acción y visibilización política con sentido federal y plural. Esta iniciativa colaboró en definir sujetos protagonistas (las personas mayores, entre ellos) que se comunicaron “desde el cuerpo” (juntando firmas) y por las redes sociales en contra de una medida que afecta los derechos de la seguridad social de toda la ciudadanía.