Viernes 28/6: Presentación del libro «La guerra psicológica», de Osvaldo V. Bertiche y Alejandro Braile

Dice el sanitarista Jorge Rachid en el prólogo:

Nadie nos avisó, ni los diarios, ni la radio, ni la televisión. La cuarta guerra mundial ya comenzó, sin embargo, ni Usted ni nosotros nos hemos enterado, si tampoco sabíamos que había ocurrido la tercera. Lo cierto es que empezó la cuarta, mientras el sistema nos tiene entretenido con concursos de baile por televisión, mientras consumimos más de lo que podemos pagar, mientras descansamos, gozamos de nuestra familia, y nos volvemos viejos esperando tiempos mejores. Los submarinos atómicos, los porta-aviones, los tanques, los bombarderos no tripulados y los ejércitos profesionales son solo un reaseguro del arma principal que están usando, un arma que apunta a la cabeza, pero que no la destruye con un proyectil, sino que se mete en el cerebro de la población objetivo y manipula su voluntad; esta acción que sostiene a la “Guerra de cuarta generación”, se la conoce como “Guerra Psicológica”.

“…la guerra psicológica es crear, en el o los adversarios, un clima mental, una serie de sentimientos que, conduciéndolos por las sucesivas etapas del miedo, del pánico, de la desorientación, del pesimismo, de la tristeza, del desaliento, en fin, los lleve a la derrota. Y viceversa, crear en el medio propio un clima neutralizador de esos sentimientos. El clima de la rabia, con todos sus matices. En una palabra: un clima de derrota y otro de victoria, de donde tenemos los dos aspectos de la guerra psicológica: el ofensivo y el defensivo, que por la parte contraria debilita al adversario y por la propia lo exalta.”

El Dr. Ramón Carrillo, genial científico, sanitarista y primer Ministro de Salud de la Nación, hace 68 años se expresaba de esta manera ante los jefes y Oficiales de la Escuela de Altos Estudios. Este hombre que por ese entonces estaba revolucionando el sistema de salud, tenía además tiempo para contar lo que iba a pasar, con una mirada que perforaba el tiempo.

De eso se trata este libro, de la clarividencia de un prócer desconocido, de un tipo que nos quiso avisar lo que venía. Todo lo que dijo en aquellas clases magistrales fue aplicado, lamentablemente en contra de los que quería alertar del uso de semejante arma. Este libro también es un tributo a este personaje de nuestra historia, con la humilde intención de rescatarlo del olvido y la ignominia a la que fue sometido.