Víctor Hugo: “Lo que viene en la Argentina ha sido un acto de fe maravilloso”

El periodista participó de la presentación del libro Mafia Capital. Cambiemos: las lógicas ocultas del poder”, junto al autor Rocco Carbone y la integrante de la comisión de Ciencia y Tecnología del Instituto Patria, Ana Franchi, y ponderó que en nuestro país haya triunfado la política, y la conformación de un gobierno popular, a pesar del poder extorsivo de una mafia que cuenta con un poder inédito, como alguna vez apuntó la futura vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner.

Víctor Hugo había estado solo una vez en el Patria, en la campaña electoral de las elecciones intermedias de 2017, cuando entrevistó junto a otros dos colegas a la entonces candidata a senadora y presidenta honoraria de la casa, Cristina Fernández de Kirchner.

En esta segunda oportunidad, el viernes 22/11, y frente al público que colmó el auditorio Néstor Kirchner, señaló que “cuando leí lo que decía Rocco en su libro, me pareció que le estaba dando razón a algo que siempre ponemos en palabras, cuando cada vez que menciono la influencia nefasta de los grandes medios de comunicación en nuestras vidas, recurro a la idea de que estamos frente a una mafia mediática que ha hecho de la extorsión y la presión a los gobernantes y la democracia, una mentira escandalosa y persistente”.

“En estos cuatro últimos años no pude vivir un solo momento de noticias sin pensar lo mafiosos que son”, afirmó el periodista, y llamó a leer el texto porque “no se trata de una discusión política, argumentativa, sino una lucha instalada en nuestra vida, que podemos captar en diversos actos, aún aquellos que parecen sencillos y parte de lo cotidiano”.  

Las practicas mafiosas del gobierno de Macri son motivo de análisis en el libro del filósofo italiano.

Victor Hugo señaló que “todo lo que nos pasa en la Argentina es un hecho mafioso” y que “allí se articulan la política, lo mediático y lo judicial”. Advirtió que “esa mafia inventó el asesinato de un fiscal” y que “así fueron construyendo la llegada al gobierno”. Apuntó que “es en la insistencia que podemos conmover a los indiferentes y mantener el fuego sagrado de todos aquellos que pese al accionar de la mafia siguieron creyendo” en las instituciones, el sistema democrático y la práctica política.

“Lo que viene en la Argentina ha sido un acto de fe maravilloso, hecho a contramano de esos poderes mafiosos que nos han dominado y atosigado durante todo este tiempo”, dijo, y agregó que “nuestro capital para enfrentar a la mafia es la información de lo que nos sucede y el aprendizaje de leer la realidad de un modo muy diferente a lo que sucedía hasta la sanción de la ley de medios”.

Por su parte, Franchi subrayó que el autor del libro, en el texto “define a la mafia como un negocio exitoso de violencia privada” y que en el caso de Cambiemos, ni siquiera es privado, porque “es ejercida por una ministra que habilita que las fuerzas de seguridad disparen por la espalda por medio de la doctrina Chocobar, y una Policía de la Ciudad que maltrata, persigue y encarcela migrantes senegaleses o cualquier otra persona que intenta ganarse la vida por fuera del mercado laboral”.

Franchi integra la comisión de Ciencia y Tecnología del Instituto.

Luego de mencionar los negocios ilegales que la familia Macri y sus socios realizaron con los parques eólicos, los peajes, y otros, la doctora en química advirtió que “a partir del 10/12 nos vamos a encontrar con un campo minado, que es más grave que una tierra arrasada, porque en todas las empresas públicas han realizado nombramientos y firmado un montón de compromisos” que nadie sabe si se podrán cumplir.

Por último, Franchi contó que en el final de su libro, el autor “nos propone varias salidas para defendemos de estas mafias”, como por ejemplo “el lanzamiento de un centro de estudios para poder conocer de cerca este fenómeno, la creación de un movimiento social antimafia y también de una comisión parlamentaria que se ocupe del tema, aparte de una reforma judicial, y yo agrego que además de todo esto debemos dar la batalla cultural, porque para la mayoría de la gente el imaginario de la mafia es otro, y no Macri”.

“Patria sí, colonia no” fue lo primero que dijo el filósofo italiano, y autor del libro, “porque estamos en el Patria, y porque es un orgullo estar acá, símbolo de la resistencia encarnizada durante cuatro años en contra de esos poderes oscuros y mafiosos”.

En un perfecto castellano, el italiano llamó a estudiar el fenómeno de las mafias.

Carbone conoció a Franchi  y otros integrantes de la comisión de Ciencia y Tecnología del Patria en la lucha que desde ese sector, junto a la comunidad educativa, en especial la universitaria, encarnaron contra el ajuste de la Alianza Cambiemos. Fue por eso que el italiano celebró, también, los “70 años de gratuidad de la universidad pública” que durante el día se conmemoraron desde amplios sectores de la política, la cultura y la academia de nuestro país.

La presentación del libro fue promovida por la comisión de Ciencia y Técnica del Patria y la idea de publicar el texto le corresponde a la editorial Luxemburgo, quienes conocieron al autor durante la última edición de la marcha del 24 de marzo, “uno de los rituales más potentes de la vida social de la Argentina, ya que nos recuerda la importancia de los derechos humanos y las políticas de memoria, verdad y justicia que el macrismo también atacó durante los últimos años“, señaló Carbone.

El autor ofreció dos definiciones para asociar la idea de la mafia y el macrismo. Una: “La ilegalidad metida dentro en todos los ámbitos de la legalidad, centralmente en el Estado”. La otra tiene que ver con “tres articuladores básicos: la organización de la estructura represiva, que vimos de modo descarnado en el último tiempo a través de la ministra Bullrich, el control del sistema de medios y comunicación, y en tercer lugar, la instauración de una economía criminal, que es legal e ilegal al mismo tiempo”.

El autor italiano apuntó que otra manera de pensar a la mafia macrista es a través de la idea de “un doble Estado, paralelo, oculto, que está en permanente diálogo con el Estado nacional, y aunque parece una paradoja no lo es, ya que el Estado para las mafias es una caja para hacer negocios, y eso también lo vimos con el macrismo”.

El texto fue publicado por la editorial Luxemburgo.

Por último llamó a estudiar la “teoría del Estado de la Alianza Cambiemos porque tiene mucho que ver con lo que sucede hoy en Bolivia”, y se refirió a componentes como “la nostalgia oligárquica –mencionó los apellidos Bullrich y Peña Brown, entre otros- y su componente fascista o gorila”.

Carbone, para finalizar, y luego abrir una ronda de preguntas y respuestas, señaló que “la mafia es un catalizador del capitalismo y a su vez un catalizador de las derechas” y que “acá, desde hace cuatro años, esa violencia más negocios espurios está situado en el Estado argentino”. Advirtió que “hace doscientos años, esa violencia era extra institucional y ahora, por primera vez, en la historia de esas organizaciones criminales, se ha estatizado. En Italia, nunca coparon el Estado. A lo sumo contaron con un alcalde o un diputado. Ahora el macrismo perdió la conducción del Estado, pero no el capital”, y por eso reiteró que se torna indispensable que el campo nacional y popular tome nota y avance con algunas iniciativas para evitar una nueva toma del poder público por parte de una mafia del capital.