Pensiones no contributivas por invalidez. Ajuste, insensibilidad y cinismo