Militantes de la Cultura de Rosario presentaron su Proyecto Federal Cien Evitas

El jueves 11 de abril, los y las artistas que componen la Colectiva Mixta de Culturas de la Ciudad de la ciudad de Rosario presentaron, en el Instituto Patria, el ambicioso proyecto artístico y político con el que vienen trabajando desde principios de año para homenajear, el próximo 7 de mayo, a Eva Duarte de Perón, con motivo del 100 aniversario de su nacimiento. A la iniciativa la denominaron Proyecto Federal Cien Evitas y los y las responsables, todos y todas militantes de la cultura, están convencidos y convencidas de que se tratará del despliegue artístico más importante de la historia de su ciudad y provincia.

La actriz y dramaturga Carla Saccani, junto a los directores Armando Durá y Juan Carlos Copello, fueron los representantes de la colectiva de artistas que encabezaron la presentación. Ella contó que el objetivo de la iniciativa es “homenajear a la Jefa Espiritual de la Nación” pero en especial, “participar de manera protagónica en la derrota de Cambiemos y el neoliberalismo en las elecciones de octubre”. En el panel, los acompañaron José Mármol y Berta Temporelli, héroes de la resistencia peronista de la Ciudad de Rosario. “Ella es una peronista que escribe y José es un cantante de tangos”, los introdujo la dramaturga.

La apertura de la actividad estuvo a cargo del presidente del Instituto, Oscar Parrilli, quien realizó una presentación de la historia y los objetivos de la asociación civil creada por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, para propiciar un espacio de debate e ideas no solo en relación al presente y futuro de nuestro país, sino también de la Patria Grande.

 “La iniciativa nace como una necesidad de los y las trabajadoras de la cultura para enfrentar el desastre que está generando el macrismo en todo el país, como así también para romper con la dinámica que se da en nuestra provincia, en la que gobierna el socialismo gorila hace más de treinta años”, contó Saccani, y luego ofreció detalles sobre la realización artística que están preparando, a todo vapor, para el 7 de mayo.

La primera parte del homenaje constará de una caravana de cien mujeres militantes, caracterizadas como Eva Perón, “de todas las edades y corporalidades, colores de piel, largos del pelo”, ya que “el proyecto está inspirado el deseo que tenemos todas las mujeres y disidencias argentinas, de una u otra manera, de ser como Evita”, aclaró la actriz. “Arriba de unos tranvías recorrerán distintos puntos de la Ciudad de Rosario asociados a la historia del peronismo, en los que se realizarán distintas intervenciones artísticas”, detalló.

El recorrido de las cien Evitas –que se sumaron por medio de una convocatoria abierta, y que en su mayoría son militantes- va a finalizar en la peatonal del centro de Rosario, “donde un puñado de las Evitas van a leer fragmentos de algunos de los 300 discursos que escribió Eva Perón”, explicó Saccani. “Finalmente, las mismas cien Evitas ingresarán por una alfombra roja al teatro El Círculo –similar el Teatro Colón porteño-, donde las estará esperando el pianista y militante popular, Miguel Ángel Estrella”.

El auditorio se llenó de aplausos, durante un interminable minuto. El hombre, canoso, bajito, en la primera fila de la platea, se puso de pie y, agradecido y emocionado, levantó los dos brazos con sus dedos en V. “Todos los años, los 7 de mayo Miguel toca el piano para la jefa espiritual de la Nación, en su intimidad, pero ahora lo hará para todos los argentinos y argentinas que se quieran acercar a Rosario”, dijo ella.

Dentro del teatro se van a desarrollar 35 escenas –divididas en dos actos- escritas por autoras y autores de la ciudad de Rosario, que se sumaron al proyecto por medio de una convocatoria cerrada, a cargo de la colectiva. “En el primer acto tocará el maestro Estrella, y en el segundo, una banda punk y peronista de Rosario, Las Rotten, también caracterizadas como Eva, que tocarán versiones del cancionero icónico del peronismo, como Evita Capitana, La Descamisada y por supuesto, La Marcha Peronista”, agregó Saccani, que de principio a fin de su relato contagió entusiasmo y adrenalina.

En la platea del auditorio, colmada, había un grupo de militantes de la cultura, artistas y productores, que al enterarse del proyecto rosarino, y el llamado de sus hacedores de replicarlo en todo el país, se pusieron a trabajar en la versión porteña del Cien Evitas. Se conformaron en el espacio Les Muchaches Peronistas y cuando se les pasó la palabra, contaron que están pensando en intervenciones callejeras en dos o tres puntos emblemáticos para el peronismo y en especial Eva Perón, acá en la CABA: el ex ministerio de Obras Públicas (hoy Desarrollo Social, en el que Eva pronunció su discurso de renunciamiento histórico), en la legislatura porteña, en la que Eva tuvo una oficina de su fundación, y donde fue velada y despedida por sus descamisados y descamisadas, durante una semana) y en el Centro Cultura Kirchner, donde también funcionó una oficina de la Fundación Eva Perón.

El proyecto Cien Evitas tiene dos madrinas. En Santa Fe, la senadora del FPV-PJ, Marilin Sacnun, presentó un proyecto para declarar de interés nacional al proyecto Cien Evitas. En la provincia y ciudad de Buenos Aires, la sobrina-nieta de Eva Perón, la diputada nacional Cristina Álvarez Rodríguez –que también forma parte del Instituto Patria-. Por su parte, la diputada nacional y referente de los y las judiciales de la Ciudad de Buenos Aires, Vanesa Siley, envió su adhesión.

El director teatral Dura expresó que “el matrimonio entre el arte y la política es algo inconmensurable, que nos llena de dicha, y que nos hace sentir parte de una historia que empezamos a escribir con nuestras propias palabras, sonidos, gestos y cuerpos” y como militantes de la cultura y el campo nacional y popular, afirmó que “estamos agradecidos por la repercusión que ha tenido la propuesta en varios lugares del país”, un hecho que “nos inspira para seguir trabajando con la consigna #ArtistasPorLaPatria”.

Copello, por su parte, se refirió al hueso del proyecto. Dijo: “Estamos convencidos de que hay un antes y un después en la historia de los trabajadores, con Perón, y que hay un antes y un después en la historia de las mujeres, con Eva”, la ame o la odie. Y aclaró: “el espectáculo también hablará del amor de Eva hacia Perón, para no hacer lo que muchas veces se hizo desde la literatura y el cine argentino, que es hablar de Eva para criticar a Perón”.

La colectiva lo dejó bien en claro: No hay Perón sin Eva, ni Eva sin Perón.

Justamente por eso, en la presentación, los y las artistas estuvieron acompañados por Mármol y Temporelli, íconos de la resistencia peronista en Rosario, quienes ofrecieron un sentido y emotivo testimonio sobre su compromiso y militancia con el peronismo, y en especial, luego golpe de Estado que pergeñó la Revolución Fusiladora. “La vida por Perón es lo más auténtico que escuché en mi vida”, dijo ella, autora de cuatro de las escenas que se realizarán en El Círculo. Él, dueño de una memoria prodigiosa, recordó el día que “Evita volvió triunfal de Europa, el 23 de septiembre de 1947, y el General Perón la estaba esperando con el proyecto de ley 13.010, en la mano, y que fue plasmada el 11 de noviembre de 1951, con tres millones de votos de las damas argentinas”.

En la primera fila del auditorio se sentaron algunas de las actrices del proyecto, como así también la responsable de las comisiones de Derechos Humanos, y Mujeres y Géneros del Instituto Patria, Judith Said.

Antes del cierre, el escritor Cristian Molina, parte de la colectiva rosarina, leyó unas palabras sobre la relevancia transgresora que tiene el proyecto, y para el cierre citó un poema del militante popular Paco Urondo, en el que se inmortalizó la frase “el poeta de la revolución es el pueblo”. Luego del aplauso cerrado del final, se desató el entusiasmo colectivo hasta ese momento contenido. Frente al estrado, en el que hay una gigantografía de la Plaza de Mayo colmada de pueblo, el 9 de diciembre de 2015, los y las artistas, tanto de Rosario como de la CABA, el público, y los y las trabajadoras del Patria, entonaron, a voz de cuello, y hasta enrojecer las gargantas, las estrofas de la Marcha Peronista.