Las mentiras en el discurso oficial sobre la baja de los índices de pobreza