CFK en El Calafate

Inauguración del Cine Teatro Municipal y en la firma de convenios universitarios para El Calafate

La verdad que un día muy especial. No te amargues, Javi, por el audio frustrado, pensemos que es un ejemplo de cine mudo, que inauguramos acá el cine mudo también, ya que inauguramos esta fantástica sala de cine, hoy, para todos, no solamente calafateños, sino como dijo Alicia, para todos los santacruceños, realmente.

Algunas cosas de lo que dijo Javi, Aerolíneas Argentinas. Este latiguillo que están todo el día del déficit de Aerolíneas Argentinas, déficit que fue reducido, por cierto. Pero, en el balance de Aerolíneas, en el balance de Aerolíneas Argentinas que aún da déficit, no se cuentan las ganancias de los balances de los hoteles, de los restoranes, de las pistas de esquí, de las cataratas… A ver, ¿por qué no sumamos todos los balances de las cadenas de hoteles, de los restoranes, de los transfers, de los micros, del transporte, de todo lo que se gana? ¡Por favor! Que mirada tan corta. Entonces, me parece que en ese balance de AA hay que contar esto, y precisamente si un sector ultra castigado durante la pandemia fue precisamente el sector turismo. Así que yo les pido a todos los dirigentes políticos, empresariales, que por ahí se quejan amargamente de Aerolíneas Argentinas que, por favor, carguen en el balance de Aerolíneas Argentinas todas las rentabilidades empresarias del sector turístico a lo largo y a lo ancho del país, porque también le pertenecen a Aerolíneas Argentinas, sin ellas no hubiéramos desarrollado la industria del turismo. Esto, para aquellos que tienen una visión estrictamente economicista de las cosas, pero además les ruego a aquellos que tienen la suerte de vivir en CABA, o en la Ciudad de Buenos Aires, que hay otras localidades del Interior que no tienen atracciones turísticas, que no tienen las cataratas, que no está el glaciar, que no está Bariloche, pero que hay argentinos y argentinas que necesitan viajar, cuyos destinos no son rentables y si no va Aerolíneas Argentinas, no va nadie. Que este es el rol del Estado, porque si el Estado tuviera solamente una concepción darwinista de que solamente va donde hay rentabilidad, ¿qué hacemos con los millones de argentinos y argentinas en destinos remotos en donde no hay rentabilidad económica? Pero hay sí rentabilidad social y humana, un concepto que hay que hacerles recordar a algunos y algunas. Y también me quedé con el Previaje, Javier, una excelente política del gobierno nacional, como respuesta para afrontar la devastación que sufrió el sector turístico después de más de un año de parálisis absoluta.

Y yo quiero detenerme un poco porque no conozco empresario, no conozco inversionista, que no reconozca en el Previaje una excelente decisión del gobierno. Y por ahí uno se encuentra con algún empresario que le dice «no, pero es que el déficit fiscal o la emisión», pero el Previaje está buenísimo. Bueno, ¡Hola, qué tal! Hola, ¿qué tal? No compremos más cosas etiquetadas y enlatadas, el Previaje en términos fiscales es una política de expansión. El Estado va… En términos fiscales es de expansión y en términos monetarios es emisiva, porque yo gasto 100 y me dan 50 más. Entonces, si todos vemos como una política, no contenemos a las cosas per se, dogmáticamente, veamos dónde están bien y dónde están mal. Alejémonos de los dogmas, no son buenos. Ni los de derecha, ni los de la izquierda, ni de ningún otro. Entonces, tengamos en cuenta que esta política del Previaje es en términos fiscales expansiva y en términos monetarios emisiva. Quería rescatarte esto. Lo que sí creo que el gobierno debería hacer es que cuando se establezca el nuevo Previaje convoque a la Cámara Hotelera y a la Cámara Gastronómica para acordar políticas de precios, políticas de precios, porque mis queridos compañeros, amigos, vecinos, hermanos, hemos tenido que el sector ha sido uno de los que más ha contribuido, junto con textiles y otros, no voy a dar una clase ahora, a la conformación del índice inflacionario.

Entonces, si el sector estatal, el Estado, el sector público hace una inversión de la magnitud, de las características del Previaje, bueno, contribuyan con un acuerdo de precios. Y el que no quiera fijar precio, que también es parte de la democracia y de la libertad del mercado, «yo digo no, yo pongo el precio». Bueno, vos no estás adherido entonces al Previaje y a vos no te liquidamos. Es simple, eh, es cuestión de ponerse a pensar, a sentarse a trabajar y a diseñar. Se puede hacer y se debe hacer, porque no puede ser que el Estado esté siempre demandado y a la hora de que el sector privado, ayudado por ese Estado que recordemos también los ATP, los IFE, etc… Pero que entonces, el sector no quiera recomponer márgenes de rentabilidad o de ganancias tan solo en un año si no que tenga una política que contribuya al sostenimiento de la macroeconomía. Esas cosas quería decir porque me diste el pie con el tema del Previaje y de AA y acá el ministro, también, Jimmy hablaba… ¿Vos sabés que me hiciste acordar, Jimmy cuando hablaste de la universidad gratuidad? Bueno, yo soy posterior al 49, pero sí como estudiante de Derecho en la Universidad Pública y Nacional de La Plata, yo ya trabajaba cuando ingresé a la universidad, trabajaba en el Ministerio de Economía y siempre, antes de dar examen tenía los días de pre examen, después tenés que ir con la papeleta que rendiste y te reconocían los días. Esto que parece un derecho incorporado cual respirar o mirar el cielo, no no, no son derechos incorporados, son conquistas y son políticas y son miradas acerca de cómo debe desarrollarse el Estado.

Bueno, nada quería hacer esta introducción, estamos muy contentos con el tema de la universidad que como bien dice Javier, es para El Calafate algo muy importante. Pero yo no quería, y aprovechando que está esta mujercita acá, Alicia Kirchner, tocar un tema que he venido tocando con frecuencia en mis últimas intervenciones. Ustedes saben que esta señora antes de ser gobernadora de la provincia de Santa Cruz fue ministra de Desarrollo Social, acompañando, no voy a decir eso porque si no van a decir que estoy queriendo revolear algún ministro, así que no pienso repetir eso, no voy a revolear a ningún ministro, quédense todos tranquilos. Pero, Alicia cuando asume como ministra, acompañando a su hermano en el 2003, recibe al mes de ingresar como ministra, dos millones doscientos planes Jefes y Jefas de Hogar que le transfiere Tomada desde el ministerio de Trabajo, una política que había desarrollado el presidente Duhalde, que lo hizo bien porque realmente la crisis del año 2001 era espantosa. Y se crearon planes que se llamaban Jefes y Jefas de Hogar. Esta mujer las recibió y a partir de ahí se comenzó a desarrollar una política, obviamente no solamente en Desarrollo Social, está claro que las políticas sociales en la materia de planes de trabajo no se solucionan en el ministerio de Desarrollo Social, se resuelven en el ministerio de Economía, pero mientras el ministerio de Economía resuelve lo macroeconómico para volver a brindar oportunidades de trabajo reales, de empleo registrado a todos los hombres y mujeres del país, hay también paralelamente a esa tarea macro de la economía, la tarea de ir desde el Desarrollo Social acomodando a ese universo de hombres y mujeres que por distintas circunstancias quedaron fuera del mundo productivo y del sector del trabajo , acomodándolos a través de políticas que los vayan empoderando para que cuando la economía vaya creciendo y generando oportunidades tengan ellos los instrumentos y las manos para poder ser absorbidos por esa economía real, por esa economía formal. Y así fue que el año 2015 cuando entregamos el gobierno, de aquellos 2 millones 200 mil planes, apenas quedaba un 10 %, que además se había desarrollados en dos programas de gobierno, de políticas sociales que comenzaron en el 2009 y que se prolongaron hasta el 2015 que eran dos formidables programas: Argentina Trabaja y Ellas Hacen. Yo cuando termine esta charla, esta intervención y hayamos terminado con ella, voy a subir a la red algunas cuestiones sobre cómo se desarrollaron estas políticas del Ellas Hacen, que fue un programa dirigido a todas las mujeres víctimas de violencia doméstica para que pudieran salir de esa situación de violencia.

Acá te dejo algunos datos sobre obras y capacitación de los programas Argentina Trabaja y Ellas Hacen ejecutados por el Ministerio de Desarrollo Social entre 2009 y 2015. pic.twitter.com/xUblfJYDAG

— Cristina Kirchner (@CFKArgentina) July 8, 2022

Las mujeres no se van de la casa no porque les guste que las maltraten, sino porque no tienen la posibilidad económica y la seguridad de poderse mantener a ella y a sus hijos. Ustedes saben que en este programa Ellas Hacen al poco tiempo el 60 % de las mujeres que habían ingresado a ese programa se separaron, esto ya veo mañana el título «Cristina promueve la separación de la familia». No, no, y los datos que vamos a subir son datos sobre capacitación, miren, llegamos en el Argentina Trabaja y en el Ellas Hacen, Jimmy, a tener 3500 sedes comunitarias donde se desarrollaba el plan Fines 1 y Fines 2. ¿Se acuerdan el plan Fines 1 y Fines 2? Bueno, llegamos a tener 3500 sedes para capacitar. Voy a subir parte de los datos. Y el 100 % de los hombres y mujeres que finalmente se fueron incorporando al mundo del trabajo recibían capacitación en obra, el 100 %. Ahí van a ver también en esos datos la cantidad de obras que se hicieron en los distintos municipios, desde cooperativas, etcétera. Realmente, importante.

¿Qué quiero decir con esto? No estoy promoviéndola a Alicia como ministra de Desarrollo Social, quédense todos tranquilos, está muy bien acá en la provincia. Además quiero decirles algo, con respecto a un tema que está muy en boga y es el tema dólar, Santa Cruz integra el pelotón de provincias, son 9, que produce más dólares que los que consume para su aparato de trabajo o productivo. Hay 9 provincias argentinas que producen más dólares, la primera es Santa Fe, casi 12 mil millones de dólares y está separada del resto porque, además de la actividad industrial o agropecuaria o productiva, tiene la hidrovía o la zona de servicios de puerto que, obviamente, ingresan muchos dólares. Pero, en esas 9 provincias, las primeras 5 son: primero Santa Fe, segundo Córdoba, tercero Buenos Aires, cuarta Chubut y quinta Santa Cruz. Y si miro las cifras de dólares por la cantidad de habitantes, o sea, dólares per cápita esta es provincia es la primera en materia de producción de dólares. Quiero decir, además, también cuando esta señora llegó al gobierno, éramos los últimos productores de oro y plata. Hoy Santa Cruz es la primera provincia en producción de plata y oro en la República Argentina. Se explica también parte de los dólares que producen. Bueno, y vos que estabas tanto con CABA, que no es nada contra los hombres y mujeres que viven en la Ciudad de Buenos Aires, por favor, pero yo dije que la primera era Santa fe con 12 mil millones de dólares, averigüen quién es la que más gasta dólares y no produce dólares, ¿a ver? ¿Quién? Sí, no te han mentido, CABA, más de 7 mil millones de dólares. Así es.

Bueno, por eso cuando uno habla de estas cosas y de las políticas que se pueden hacer, se pueden hacer políticas mejores. No porque soñemos con utopías, sino porque las hemos hecho, porque las hemos hecho. Y por eso es importante que en la Argentina dejemos de discutir a las personas y comencemos a discutir las políticas. ¿Por qué digo esto? Y bueno, porque en este episodio que hemos vivido donde el pasado día sábado nos enteramos de la intempestiva renuncia del ministro de Economía… Y esto lo digo por Cristina Fernández de Kirchner, no se lo cargo a nadie, ya saben que cuando yo hablo, hablo por mí, así como tampoco permito que nadie hable por mí. Yo hablo por mí. Y creo que fue un inmenso acto de irresponsabilidad política, lo digo sinceramente. ¿Y por qué? Porque, a ver, yo todos los espacios, los lugares institucionales que he ocupado en toda mi vida ha sido a través del voto popular, eso me ha generado a mí, personalmente, una idea de la responsabilidad política, que no es la que me recitan por ahí, sino que es la que yo siento frente a aquellos que confían en uno y le otorgan en esa sagrada ceremonia del voto democrático «confío en vos, te voy a votar». Esto, además de llenarnos de orgullo, de representatividad, también nos debe generar una inmensa noción de responsabilidad, tenemos que tener responsabilidad política ante nuestra sociedad. Y creo que fue un acto de irresponsabilidad política. Creo también que fue un acto de desestabilización en cierta manera, institucional. Porque a ver, el mundo cómo está, el país cómo está, el dólar cómo está, hacerlo enterar al presidente de una renuncia por Twitter, nada más ni nada menos que del ministro de Economía, no me parece bien. Pero no me parece bien a mí, no me parece bien por la sociedad en su conjunto. Y finalmente, también debo decirlo, me parece un gesto de inmensa ingratitud personal hacia el propio presidente. Ustedes saben, no lo voy a negar, ni ocultar, porque yo no oculto nada, las diferencias que puedo tener con el presidente en cuanto a políticas o funcionarios, pero este presidente había bancado a ese ministro de Economía como a nadie. Enfrentándose inclusive con sus propias fuerzas de la coalición. ¿Se merecía realmente eso? Yo no hago una distinción entre buenos funcionarios y malas personas, yo creo que fue un inmenso gesto de ingratitud personal hacia el propio presidente. Y debo decirlo porque creo que los argentinos tenemos que empezar a hablar claro, entre nosotros. Yo me acuerdo que cuando fueron las diferencias que mantuvimos, por las condiciones en las cuales se acordó con el Fondo Monetario Internacional, todo el arco político de la oposición, todo el periodismo en general, todo el establishment económico, salió a hablar de la racionalidad del Ministro de Economía. ¿Y quién era la irracional? Y me acuerdo que era este el caballito de batalla que ahora, preguntándome, mirando el tiempo de lo que pasó. Creo que más que apoyar lo que hacía el Ministro la cuestión era medio enfrentarnos a los que no estábamos de acuerdo por esto que acabo de decir, esta cosa de no discutir políticas en Argentina sino discutir personas. Hace años que estamos discutiendo personas y no políticas. Y si es difícil ponerse de acuerdo en las políticas yo les diría que es casi imposible si situamos la discusión en el término de las personas.

Miren, por eso me gustó mucho la intervención que tuvo ayer el Ministro Wado De Pedro, lo invitaron de una central de empresarios, CICYP creo que se llama. Y allí fue Wado y llevó un ejemplo de esto que estoy diciendo. Esto de discutir personas y no políticas.
Acá tengo en mis manos un interesantísimo trabajo que es la versión preliminar que produjo la Unión Industrial Argentina. Es una… “Propuesta para un desarrollo productivo, federal, sustentable e inclusivo. Lo llamaron libro blanco que entregaron una versión preliminar, como les acabo de decir, que entregaron el 24 de mayo de este año, 2022. UIA. Propuesta para un desarrollo productivo, etc… Bueno, un trabajo interesante pero, yo quiero rescatar de este trabajo, es muy interesante realmente, la página 14. ¿Por qué la página 14 Cristina? Porque en la página 14 de esta propuesta de la UIA están las metas que se fija la propuesta, el proyecto, para los próximos 4 años. Son cuatro metas, cuatro: meta en producción industrial, meta en empleo industrial, meta en empresas industriales, meta en exportaciones industriales y meta en inversión. Y bien, establece un 27%… distintos aumentos, en la primera el 27%, en meta en producción industrial un aumento del 27%. ¿Para llegar a dónde? Al máximo que tuvimos ¿en qué año fue el máximo en toda la serie de la meta en producción industrial? 2011. En el 2011, esto no lo digo yo, no lo dice La Cámpora, no lo dice Axel Kicillof, no, no, no, no. Esto lo dice la UIA, la UIA.  El máximo y la meta en producción industrial: año 2011. La meta en empleo industrial, empleo industrial, el máximo en 2012. Tenemos que crecer un 24% más para llegar al 2012. En empresas industriales el máximo fue en el 2008. Esto es curioso porque en el 2008 fue el año de la crisis global, después de la caída de Lehman Brothers y de Fannie Mae y ahí tuvimos el máximo de empresas industriales, 2008. El máximo de exportaciones industriales, que es muy importante la exportación industrial. ¿Por qué? Porque es valor agregado frente a la reprimarización de las exportaciones que siempre presupone que cae empleo. El tope en materia de exportaciones industriales lo tuvimos en el 2011 también. En materia de exportaciones industriales. Y finalmente, meta en inversión, o sea lo que se invierte en industria. La meta a seguir es en el año 2013. Esto es un trabajo de la UIA. Falta crecer en 30.400 millones de dólares y en todos los porcentajes que les dije para llegar a eso.

Ahora bien, esto no son personas, estos son datos, estos son números. Algo a lo que nos tenemos que acostumbrar los argentinos y las argentinas y las dirigencias sociales, políticas, empresariales, sindicales. Sindicales. A no hablar de acuerdo a la cara que más me gusta o que más me conviene sino a números concretos. Por eso creo que es muy importante que los argentinos, y lo dije el sábado pasado, acordemos sobre determinadas cuestiones.

Hoy leía algún artículo donde alguien recordaba, yo me había olvidado ya, que la primera vez que mencioné la economía bimonetaria fue en el año 2017. Esa economía bimonetaria que une a todas las crisis de la Argentina: la escasez de dólares, la corrida cambiaria, las devaluaciones y las inflaciones. Está en todas, histérica, histórica, histérica bien digo, histérica, me ayudó Néstor, e históricamente unidas. Ahora les voy a demostrar por qué esto de la histeria pero en el año 2017 mencioné por primera vez la economía bimonetaria. ¿Saben cuál fue esa oportunidad? Yo recién asumía como senadora por Unidad Ciudadana de la provincia de Buenos Aires y teníamos que discutir, en el Senado, el presupuesto que se había aprobado en la Cámara de Diputados. Fue un 27 de diciembre, me acuerdo como si fuera hoy porque al otro día… Bueno, aprobamos ese presupuesto, nosotros no lo votamos pero el presupuesto salió aprobado y hablé de la economía bimonetaria, de la inflación, todavía en la Argentina parecía que estaba todo bien. Al otro día, el 28 de diciembre, se produce aquella famosa conferencia entre el Presidente del Banco Central, se acuerdan, el Ministro de Economía y otros funcionarios y bueno… y todo termina allá a mediados del 18 en el Fondo Monetario Internacional. Esa fue la primera vez que hablé de economía bimonetaria pero seguía hablando. ¿Por qué? Porque había observado lo que había pasado durante nuestros tres gobiernos más la experiencia anterior fallida de la Alianza en el 2001. La de Alfonsín la del estallido de la convertibilidad. Yo traje hoy un gráfico, no sé si se va a ver. ¿Dónde están las cámaras? Yo ni veo de acá las cámaras. ¿Dónde está? Ah, ahí está. Miren, esta es una cámara. Este es un gráfico de lo que fueron las corridas.

¿Qué es una corrida cambiaria? Una corrida cambiaria es donde te apuestan para que: o devalúes y si no devaluás te ponen la brecha. ¿Qué es la brecha? Eso a que ustedes los atormentan todos los días en la televisión: a cuánto está el dólar blue, a cuánto está el contado con liqui, a cuánto está el MEP. Eso que uno se agarra y tiembla porque no sabe lo que le van a decir. Bueno, eso es la brecha. Cuando no pueden obligarte a devaluar te provocan la brecha. Yo hice, y es notable ver toda la serie, toda la serie desde el año 2003 al año, ahora al 2022. ¿Cómo se produce? Lo verde es la formación de activos en el exterior: o sea dólares que se van afuera del país y obviamente se sustraen a la economía. Lo azul es la brecha, esto que les dije recién, que el dólar blue subió, que el contado con liqui subió, que se va todo al demonio, que pin, que pum, que pam. Y las cosas grises estas son las corridas. Si uno mira completo la serie, si uno mira completo la serie observa que hubo formación de activos en nuestro gobierno, que la formación de activos, en mi primer gobierno fundamentalmente, hasta la regulación cambiaria. Esto es importante porque lo celestito es el tema de la brecha que se produce siempre cuando hay regulación cambiaria. ¿Qué es esto? Que no se los deja acceder libremente a los dólares que se les da la gana en el mercado único y libre de cambios.

Entonces miren cómo es la serie. Mientras vos no tenés cerrado el mercado único de cambios o regulado, forman activos en el exterior. Cuando, en el 2012, comenzamos a regular cambiariamente salta la brecha. Y acá con Macri no hay brecha pero, hay formación de activos en el exterior a límites insospechados. ¿Pero cuál es la diferencia entre los activos que se me formaban a mí en el primer gobierno y que nos obligaron a la regulación cambiaria y los activos financieros externos que se hacían con Macri? Estos primeros, de mi primer presidencia eran con dólares genuinos que había producido la economía argentina y que te la extraían de la economía argentina para formarte activos externos. No había regulación cambiaria. ¿Cuál es la terrible tragedia de esta formación de activos en el exterior durante el gobierno de Macri? Que para hacer esto se endeudaron primero y sacaron los dólares después. O sea: esto es formación de activos en el extranjero con financiamiento externo. O sea con endeudamiento. Mientras con nosotros era con dólares, está mal también el nuestro pero, es menos nocivo y no lo podemos impedir porque, además, cuando lo impedimos: cepo, cepo. Y ahí viene la histeria. Ahí viene la histeria. Si no los dejás sacar los dólares que quieren del país se comportan como adictos. De cualquier manera te lo voy a sacar, si no puedo por las buenas será por las malas y cuando dicen por las malas estalla la economía del país. Esto ha sido así históricamente. Sobre esto es que digo, argentinos y argentinas, que hay que ponerse de acuerdo porque así el año que viene gane Mandrake el mago, Mandrake el mago y su amiga Lorna no va a haber solución para este problema estructural de la economía argentina que lo constituye la economía bimonetaria. Y que no es únicamente aquella restricción externa que Marcelo Diamand tan bien describió y que era: lo que necesita la industria, los dólares o insumos que necesita la industria para también producir y entonces lo produce el campo y ahí se produce la tensión. No, no, no. Es que a esa restricción externa, que es cierta, sobre la necesidad de los dólares que demanda nuestra industria se le sumó la economía bimonetaria que es algo más. Son los argentinos decidiendo que quieren tener dólares para ahorrar o que necesitan dólares para comprar un inmueble o un departamento porque no lo consiguen en pesos sino en dólares. Si no abordamos esto no hay solución. Créanme que lo digo porque lo observé claramente durante el gobierno de Macri también porque, a ver, si el problema era el intervencionismo y el dirigismo kirchnerista de los doce años y medio cuéntenme qué pasó en los 4 años donde eliminaron los derechos de exportación del agro, donde se eliminó la regulación de la cuenta capital y los capitales entraban y salían libremente, donde se le concedió al sector privado todas y cada una de las demandas que planteaban. Tampoco fue bien. Entonces es hora de que nadie se sienta dueño de la verdad o que tiene la vaca atada. Y sobre esto también quiero decir que leí en el diario porque parece que cuando uno dice estas cosas, está… no sé, diciendo o criticando, no, no, no. Miren. ¿Ustedes se acuerdan lo que pasó? Acá  lo veo al Presidente de YPF. ¿Vos te acordás, Pablito, lo que pasó el día de YPF? No, cuando recordamos los 100 años de YPF. Pasó que yo dije que… ¿por qué le dieron 200 millones de dólares a los que tenían que comprar los caños? Que casualmente hoy, y permítanme la digresión, hoy se acaba de abrir la licitación del gasoducto Néstor Kirchner. Hoy. Hoy. Lo anunció un santacruceño también, Agustín Gerez, que es el titular de IEASA que anunció hoy que también se abría. Ya terminamos la licitación de los caños que era la que yo objetaba. Pero no es que yo objetaba a la empresa o la licitación, yo objetaba 200 millones de dólares a una multinacional como es Ternium, Techint que podía conseguir esos 200 millones de dólares de cualquier lado y no sacármelos de las reservas mías. Bueno, hoy Clarín, hoy Clarín, ni Pravda, ni Granma ni Juventud Rebelde de la Habana, Clarín. Hoy Clarín dice que Ternium Techint acaba de comprar por 460 millones de dólares una fábrica de caños sin costura, que es su especialidad, en Louisiana, Estados Unidos. 460 millones de dólares. Casi la mitad de los 200… créanme, yo quiero ayudar pero ayudar no es callarse la boca y esconder la mugre debajo de la alfombra. No, no, no, así no se ayuda. Se ayuda diciendo la verdad y si estamos equivocados y si estoy equivocada que me convenzan. Pero no a fuerza de: “nooo, no hay que decir eso porque ehhh”. No, a mí con argumentos y razones me llevan a cualquier lado. A las trompadas y a cachetadas a ninguno, que lo sepan todos y todas.

Entonces creo mis compañeros, amigos, vecinos de Calafate y demás. ¿Estás más tranquilo que no lo pudiste…? Estaba nervioso por el audio que esto y que el otro… Nada, sinceramente la patria, el país, merece una discusión en serio de los problemas que tenemos los argentinos. En un mundo donde todo tiende a agravarse. Donde antes uno podía mirar afuera como diciendo: uy, no, mirá las cosas que nos pasan acá. Y no, mira afuera y Dios mío. Es como cuando uno abre la puerta acá y nieva mucho que la cerrás de vuelta porque entra nieve. Yo siento esa sensación que sentíamos acá en Santa Cruz cuando nevaba o había viento que abrías la puerta y la cerrabas en seguida porque si no se te iba el calor de la casa. O entraba adentro ese frío. Esta es la sensación que yo siento hoy como Argentina con el mundo: siento que abro la puerta para mirar lo que pasa afuera y siento, por momentos, la necesidad de cerrarla porque siento que está muy feo afuera. Y como está muy feo afuera yo les pido a todos y a todas que hagamos, más allá de las ideas, que nadie les pide… ni yo voy a renunciar a mis ideas, a mi historia, a lo que creo y tampoco le voy a pedir a nadie que renuncie a las de ellos. Pero tenemos que encontrar un punto de coincidencia común porque si no, no va a haber Argentina para nadie. Y creo que esto es lo que, quienes tenemos por lo menos la convicción y la responsabilidad política, de haber militado de muy jóvenes, haber pasado momentos muy difíciles por la política. Porque hoy la política parece un lugar tranquilo y agradable pero cuando yo era joven la política era un lugar peligroso, inhóspito. Donde desaparecieron, como en un agujero negro, miles de argentinos y argentinas. No se confundan, la política no es eso que le quieren hacer creer a los argentinos donde todo el mundo vive la fresca viruta. No es así. Por lo menos los que abrazamos una causa popular y nacional siempre hemos tenido muchos problemas por eso.

Así que sin rencores pero, con muchas ideas y fundamentalmente con mucha esperanza de que podamos hacerlo es que debemos auto convocarnos como… No como se auto convocan otros para violencia sino auto convocarnos para la construcción de una Argentina en paz que presupone, además, una Argentina también con paz social. Muchas gracias a todos y a todas y bueno, como siempre, los quiero mucho a todos y a todas.