Hasta cuando sea, Fontova querido

En nombre del Instituto Patria, la querida compañera Marián Farías Gómez despide a Horacio Fontova: 

Decime que es una de tus bromas, que no te fuiste, ¡que estás preparando un nuevo show en el que estaremos cantando, riendo y  militando con vos! Dale, ¡decime que no es cierto! ¡No podemos imaginar nuestros escenarios sin vos! Recuerdo que cuando hace mucho, pero mucho tiempo, nos conocimos en Villa Gesell, sellando una amistad que duraría para siempre. No solo nos unió la música, sino también la lucha, el deseo de que nuestro pueblo volviera a ser feliz, así fue que seguimos por los mismo senderos sin importarnos nada, solo la música y nuestros ideales.

Nos quisieron callar y no los dejamos, nos encontramos en cada lugar donde nuestra gente nos necesitara, cantamos, combatimos, nos enojamos, ¡y siempre fuiste vos quien soltó una broma para que no nos derrumbáramos! Ahora me dicen que no estarás más, que no escucharé tu voz en mi teléfono, que no  compartiremos más un escenario o una reunión en el Patria, es duro, Negro, muy duro. 

Dejame que te despida con unos versos de Armando Tejada Gómez: «Tuve un amigo aquí cerca, corazón de palomar, le vieron viento en los ojos, no lo dejaron pasar, ellos no saben que al viento, nadie lo puede parar…»

¡Hasta cuando sea, Fontova querido!

Marián Farías Gómez