El Instituto “El Dorrego” colmó el Patria y presentó el libro “La guerra psicológica”

Durante la tarde del viernes 28 de junio, el consejo académico del Instituto “El Dorrego” encabezó una actividad en el Instituto Patria para presentar su último trabajo editorial, “La guerra psicológica”, de la mano de sus dos autores y los sanitaristas Jorge Rachid y Daniel Gollán.  Del panel también formó parte otro médico y militante político de ambos institutos, Conrado Rodríguez. Moderó la referente de la organización política 27 de Oktubre, Analía Iraola.

El libro tiene un prólogo de Rachid y está escrito como un tributo a quien fuese no solo el primer ministro de Salud de la historia, sino también, el referente más importante del sanitarismo argentino y faro indiscutido para los hombres y mujeres de las filas del campo nacional y popular que militan por una salud por y para el pueblo: Ramón Carrillo.

La primera parte de la actividad estuvo signada por la presentación del Instituto Federal de Historia Argentina e Iberoamericana “Coronel del Pueblo Manuel Dorrego”, el espacio creado por distintos referentes del movimiento nacional, en marzo de 2016, para “estudiar, investigar, difundir y capacitar sobre la vida y obra de personalidades y circunstancias destacadas de nuestra historia que no han recibido el reconocimiento adecuado, además de haber sido, en algunos casos, tergiversadas”.

El texto “La guerra psicológica” aborda este asunto central de la construcción de la subjetividad en una buena parte de la sociedad, por parte de sectores que componen el poder real, que explica en una buena parte el presente lleno de retrocesos que sufre el país. El médico cardiólogo y parte de ambos institutos, el Dorrego y el Patria, Conrado Rodríguez, lo explicó así: “Este texto tiene que ver con las falsas noticias que intentan imponer un determinado concepto, una idea, de modo interesado, para desinformar a la población. Carrillo nos advirtió sobre estas cuestiones hace cincuenta años. Lo hemos padecido, en especial, durante los últimos cuatro años y la muestra más clara es la persecución contra Cristina Fernández de Kirchner y la existencia de presos políticos”.

Conrado Rodríguez es médico cardiólogo y parte de la comisión de Salud del Patria.

Analía Iraola, secretaria de Relaciones con las Organizaciones Sociales de “El Dorrego” y referente de la agrupación 27 de Oktubre mencionó a muchos de las organizaciones y referentes que estaban presentes en el auditorio, y también algunas adhesiones. Entre otros dijeron presente el vicepresidente de Confederación de Jubilados, Pensionados, Retirados y Adultos Mayores (CONJUB), Pedro avalos; Miguel Abelardi, de la agrupación Unidad Peronista Bonaerense; el secretario nacional de Discapacidad de la CTA Nacional, Oscar Godoy; la agrupación Enfermería Federal; la presidenta de la ADPH, María Elena Nadeo; el secretario General de la organización política y social 27 de Oktubre, Leopoldo Rodríguez; y el ex canciller Victorio Taccetti.

Iraola presentó los objetivos de «El Dorrego» y moderó la presentación.

Osvaldo Vergara Bertiche, un militante peronista de la Ciudad de Rosario de más de ochenta años, presidente de “El Dorrego” y uno de los autores del libro, citó a John William Cooke en el comienzo de su intervención: “Con la resistencia sola no alcanza, sin contrataque no hay victoria”, y así justificó la decisión que, junto a un grupo de compañeros tomaron a finales de 2015, cuando la Alianza Cambiemos, a cargo del nuevo gobierno, cerró por decreto el Instituto de Revisionismo Histórico Manuel Dorrego que había creado en 2011 la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El nuevo Instituto “El Dorrego” fue creado en marzo de 2016, pocos meses después del cierre impuesto por el Gobierno nacional, como un espacio de formación, investigación, divulgación y acción política compuesto por militantes de todo el país, que al poco tiempo de haber sido fundado publicó dos libros.

El experimentado dirigente contó que la idea que impulsó la publicación del libro fue “rescatar el ícono fundamental de la etapa de la salubridad en la Argentina (1946-1954), de la mano de Ramón Carrillo, y bajo el gobierno de Perón y de Evita” y contó que “trajimos a la actualidad las tres conferencias que el ex ministro de Salud le dio a los altos mandos de las fuerzas armadas en el año 50 sobre un tema que denominó la guerra psicológica, para poder hoy poder explicar, como decía Jauretche, que hemos sido objeto de una colonización pedagógica.

El veterano dirigente rosarino cosechó varios aplausos durante su intervención.

Vergara Bertiche sostuvo que la única manera de vencer en la disputa por el sentido común que todos los días trata de tallar a favor de sus intereses el poder económico y mediático, es por medio de la política”, y que ahora hay que “militar casa por casa, de la mano de Alberto y de Cristina”.

Al tomar la palabra, Jorge Rachid subrayó que el libro “rescata una página escondida de Ramón Carilllo, de quien, como sanitaristas, hemos dicho miles de cosas que marcan hasta el día de hoy su vigencia histórica, ya que puede percibir, en aquel mundo de la posguerra, aquellos ejes sobre los que iba a transitar la confrontación cultural, ideológica y política, que por aquellos días se expresaba con la Guerra Fría”.

Rachid destacó que Carillo eligió a las fuerzas armadas como interlocutoras de aquellas conferencias. Y que ese dato es clave, ya que la Argentina “era un país que se planteaba integrar a sus fuerzas armadas al Plan ABC (Argentina, Brasil y Chile), sino que esas mismas fuerzas eran el eje conductivo del desarrollo industrial y científico de la Argentina a través de la fábrica militar de aviones de la provincia de Córdoba”.

El sanitarista Jorge Rachid es miembros de los dos Institutos.

Luego de repasar algunos casos de la geopolítica con eje en los Estados Unidos, la China, la estigmatización y utilización de la crisis venezolana y la filtración de escuchas en Brasil, que desnudan la guerra jurídica que el juez Moro realizó contra el ex presidente Lula Da Silva, dijo que “si nosotros no tomamos al siglo XXI como el siglo del conocimiento, vamos a ser un país dependiente”, porque la disputa sigue siendo Patria o Colonia, y advirtió que ahora “la tarea revolucionaria, a partir del 11 de diciembre, será darle de comer a cinco millones de compatriotas, y sacar de la pobreza al cincuenta por ciento de los chicos que hoy sufren esa situación”.

Iraola contó que otro de los objetivos de “El Dorrego” es reivindicar a todas y todos los dirigentes y militantes que defendieron el ideario nacional y popular “ante el embate liberal y extranjerizante” y contó que el espacio de divulgación tiene delegaciones en varias provincias y media docena de libros publicados, aparte de un concejo de notables, entre los que figuran Rachid y Gollán.

El escritor y segundo autor del libro, Alejandro Braile, con un tono pausado, cálido, utilizó parte de tu intervención para abordar el tema central del libro por medio de la historia de un vecino de un barrio bonaerense que ante el fuego que devota su Peugeot 404 en la vereda, recibe la solidaridad de sus vecinos, que ingresan a su hogar para llenar de agua baldes y palanganas. Más tarde, el hombre se da cuenta que le faltan los ahorros tenía en una caja de azúcar impalpable, en una alacena de la cocina. Es su cuñado quien lo enfrenta a la dura verdad. Te robaron, le dijo. Y el hombre se atajó con la excusa de que en realidad no estaba tan seguro si el dinero estaba allí.

Braile mantuvo cautiva a la platea con un relato digno de la mejor ficción nacional.

La historia sirvió para graficar lo que hoy sucede con miles de compatriotas que fueron y siguen siendo engañados por los medios masivos de comunicación, afines al gobierno de Macri, quien posiblemente no podría llevar adelante su programa de saqueo económico sin ese apoyo espurio. Braile, entonces, dijo que “la manipulación tiene ese efecto; es muy difícil que el manipulado admita que fue engañado”, y por eso “es tan difícil hablar con alguien que se equivocó fiero”. En el cierre, dijo que se hay que “volver a recorrer los caminos de la memoria y los sueños” de su generación, que fue la que curtió su infancia durante el peronismo, sufrió su exilio y proscripción, luchó por su vuelta, fue masacrada por el Estado genocida a partir de 1976 y por último cuidó a los pibes y pibas que hoy tienen el futuro en sus manos.

Para el cierre de la actividad, masiva, el coordinador de la Comisión de Salud del Instituto Patria, Daniel Gollán, sostuvo que “sin construcción de poder popular no hay cambio de la distribución de la riqueza posible. Con la gestión del Estado no alcanza. Es con la comunidad organizada. Es con los ciudadanos y ciudadanas construyendo un nuevo contrato social responsable, como dijo Cristina”.

“El día que logremos que el 50, 51, 52 por ciento de nuestra población, tenga un nivel de comprensión acerca de estas cuestiones, con más o menos elementos teóricos, más lo afectivo y todo lo que nos permite entender la realidad, que no tiene que ver solo con lo racional, y que a su vez esté organizada, no sacan más al proyecto nacional, popular, democrático y feminista del poder”, afirmó.

Para graficar la idea de la construcción de poder popular, el ex ministro de Salud del segundo gobierno de Cristina Fernández de Kirchner citó al pueblo bolivariano de Venezuela. “Quieren saber por qué resisten”, preguntó. Porque la primera acción sanitaria que realizaron con el programa Barrios Adentro, fue darle ciudadanía a ocho millones de venezolanos y venezolanas. Los trabajadores de la salud le decían a los vecinos y vecinas, mire, usted no tiene ciudadanía, por lo cual no tiene salud. Si no tiene la capacidad de luchar, no hay salud, ya que la salud es la capacidad de luchar”.

Gollán, ex ministro de Salud y coordinador de la Comisión de Salud del Instituto Patria.

“Como dijo Ferrara”, apuntó Gollán, “la salud es la capacidad que tenemos individual y colectivamente de luchar, por esto que llamamos la vida, y hacerlo con felicidad, que es el gran indicador sanitario”. En ese sentido, afirmó que «los peronistas, cuando se hablan de indicadores de la economía y la salud, nosotros tenemos dos: La Grandeza de la Patria y la Felicidad del Pueblo».

Mariano Abrevaya Dios, del Patria, ofreció una bienvenida y dio detalles sobre el ciclo de presentaciones editoriales del Instituto.