Comisión de Juventudes

Para participar en la Comisión complete el siguiente formulario

Comisión de Juventudes

Me emociona tremendamente los pibes y las pibas, y los jóvenes ¿cómo que no? Son el material espiritual de la transformación y del cambio evolutivo permanente; porque ustedes, con esa juventud que tiene la capacidad de luchar por la transformación, que no se dobla y que no se quiebra, y que sabe que hay que dar todos los pasos para adelante que se pueda, porque no se va a poder transformar la Argentina sin el motor revolucionario y transformador de los jóvenes y las jóvenes argentinas que quieren una Patria para todos.

Néstor Kirchner

Punto de partida. La juventud como un actor social a través de la historia.

Las juventudes han sido a lo largo de la historia el motor de las grandes transformaciones sociales. Fueron jóvenes quienes dieron las luchas de la independencia, y fueron jóvenes quienes protagonizaron la reforma universitaria, quienes se constituyeron en movimiento obrero e hicieron efectiva la justicia social, quienes pelearon contra las dictaduras, quienes recuperaron la democracia y quienes se movilizaron en las calles haciendo frente al neoliberalismo de principios del siglo. Hoy son jóvenes quienes nacieron y se criaron al calor de un proyecto nacional y popular que se ganó la legitimación y representación del pueblo argentino a través de la constante conquista de derechos, el fortalecimiento de la democracia, la lucha contra las corporaciones y la integración regional; y esta es su principal fortaleza.

Actualmente, Argentina atraviesa un momento en el que el sentido común que se reproduce desde el Estado Nacional y los medios de comunicación se centra en la individualidad de las personas como sus propios garantes de progreso, estableciendo que la realización es individual y no colectiva, corriendo al Estado de su responsabilidad frente a la sociedad y pidiéndole a esta que haga el esfuerzo de ajustarse sin quejarse, y poniendo a la meritocracia como la única garantía de vivir mejor. A la vez, las políticas liberales desplegadas por el gobierno de cambiemos atacan directamente a las juventudes, que dejaron de ser una prioridad del Estado y para a ser una de las principales variables de ajuste. La imagen que se intenta generar de este sector profundiza el ataque y la estigmatización hacia el mismo, y la única respuesta que el macrismo plantea de cara a “los problemas de la juventud” es la mano dura y la exclusión. Día a día somos testigos de un Estado que se corre para dar lugar al mercado, que intenta introducir sus propias reglas y así construir una idea de una juventud consumista, impasible, apática, que entiende su progreso en términos de garantías individuales y no proyecta un destino que sea común y colectivo; intentando que esta discuta lo que el mercado y las corporaciones quieren, y no lo que la sociedad necesita, desfigurando el compañerismo y el espíritu solidario intrínseco en la juventud.

Creemos que las juventudes del bicentenario, constituidas como sujetos políticos gracias a la vocación transformadora de Néstor y Cristina, tienen la fortaleza de haber ido creciendo con un piso de derechos ya garantizados que cada vez era más amplio. Derechos que no los consideran algo externo y alejado, susceptible de cambios dependiendo el ánimo de los gobiernos; sino que los sienten como algo propio, que conforman su identidad y les da la garantía de proyectar sus sueños, y que no están dispuestos a negociar.

¿A qué nos convocamos? Propuesta para aportar a la construcción de un nuevo camino.

Entendiendo la interseccionalidad identitaria de las juventudes, consideramos necesario organizar, a través del Instituto Patria, los problemas, las angustias y los sueños de los y las jóvenes para traducirlo en propuestas claras y en un discurso ordenado que permita seguir evidenciando de cara a la sociedad la situación actual y las reivindicaciones de las juventudes de nuestro país y nuestra región. Es por eso que nos planteamos promover un espacio de organización, participación, debate y aporte que analice el impacto de las políticas neoliberales sobre las juventudes para visibilizar estas políticas del desastre, y pensar y elaborar propuestas que den respuestas a estas problemáticas, y aporten a la construcción de una sociedad más justa en la que la vida y el desarrollo de los jóvenes sea abordado de una manera transdisciplinaria.

La Comisión de Juventudes debe constituirse como una herramienta que potencie el desarrollo de las juventudes argentinas como el presente de nuestro país, con la clara tarea de desarrollar objetivos y propuestas a corto, mediano y largo plazo para la profundización de un proyecto nacional y regional que sea popular, democrático y feminista.

Objetivos y acciones

El principal objetivo de esta comisión es conformar un espacio de organización y participación de las juventudes que sea dinámico y abierto, planteando como horizonte la construcción de nuevas herramientas que aporten a la comprensión de la realidad social y a la formación de un discurso contrahegemónico que combata el sentido común implantado desde el neoliberalismo.

La participación dentro de esta comisión debe ser de carácter federal para tener aportes e ideas que permitan la elaboración de propuestas para todo el territorio nacional, entendiendo que es en lo más profundo de la Patria a donde deben llegar los proyectos de una forma más activa.

A la vez, se deben pensar propuestas y proyectos que aporten a la elaboración de un plan estratégico-programático para aportar a la consolidación de los derechos de las juventudes en el marco de la construcción de un próximo gobierno nacional y popular.

Los temas a abordar desde esta comisión son diversos y de carácter multidisciplinario, por lo que vamos a tener una amplia gama de ejes de trabajo en los que se busca incluir a jóvenes estudiantes, profesionales, trabajadores, artistas, etc., para desarrollarlos desde varias miradas.

Entendemos a la formación política como la herramienta para dar forma a la fuerza ciudadana, es por eso que los documentos, informes, notas, propuestas, etc., serán presentados y compartidos mediante cursos, charlas, mesas redondas, etc., que serán de carácter abierto y periódico para fortalecer entre todos los argentinos y todas las argentinas la formación de una conciencia nacional.