Se agravan las condiciones de detención de Mirta Rosa Guerrero y reclaman domiciliaria

La defensa de Mirta Rosa Guerrero, conocida como Shakira, una de las siete presas políticas de la organización Tupac Amaru, presentó ayer un hábeas corpus preventivo para que el Poder Judicial de Jujuy ordene su internación domiciliaria mientras se recupera de la segunda intervención quirúrgica a la que fue sometida en cuatro meses.

“Shakira ha sido victima de los malos tratos que tienen el conjunto de las presas políticas de la Tupac Amaru en el Penal de Alto Comedero. Esta segunda operación es producto de que no se la trató debidamente luego de la primera intervención”, denunció Estela Díaz, coordinadora del Comité por la Libertad de Milagro Sala y secretaria de Género de la CTA de los Trabajadores.

Mirta Guerrero fue operada por primera vez en agosto: le practicaron una cirugía abdominal y le colocaron una malla interna. Luego de tres días de internación en el Sanatorio Lavalle de San Salvador de Jujuy fue dada de alta y trasladada nuevamente al penal. Desde la intervención Shakira sufrió constantes dolores. Sus abogados presentaron reiterados pedidos de internación para que pudiera terminar de realizarse los estudios que exigían los médicos pero todos esos pedidos jamas fueron atendidos por las autoridades del servicio penitenciario lo que motivos planteos judiciales ante el Juez de la causas que tampoco resolvió sobre esas denuncias. Dos meses después, Shakira exigió ver al director del penal para reclamar por el maltrato durante los traslados a las audiencias de juicio pero el funcionario se negó a recibirla. Cansada del hostigamiento, intentó ahorcarse en el baño con una toalla y fue rescatada por sus compañeras.

En el Penal de Alto Comedero Shakira “no tuvo las condiciones adecuadas para cursar su post operatorio, obligándosela a practicar actividades físicas totalmente contraindicadas para ese período”, lo que motivó una nueva intervención quirúrgica, sostiene el informe médico presentado ante el juez por un equipo de médicos que conduce el Dr. Daniel Gollán.

La segunda operación se realizó el 11 de diciembre. En su informe post quirúrgico, el cirujano José Álvarez indicó de manera terminante la necesidad de reposo absoluto de 90 días y una dieta especial. Los médicos advirtieron que enviar nuevamente a Shakira al penal “generaría una situación de riesgo para su salud”.

“Hemos planteado un hábeas corpus preventivo para evitar que se repita ese abandono de persona. Estamos solicitando la internación domiciliaria por el tiempo que dure la rehabilitación”, explicó el abogado de Shakira, Facundo Vargas Durán.

Desde el Comité por la Libertad de Milagro Sala manifestamos nuestra profunda preocupación por el estado de salud física y psíquica de Mirta Rosa Guerrero y responsabilizamos al juez de Control N°3 Jorge Rodolfo Zurueta y al gobernador de Jujuy, el contador Gerardo Morales, por cualquier daño que pueda sufrir.