Representantes de organizaciones de migrantes en el Instituto PATRIA

Representantes de catorce organizaciones y asociaciones que nuclean a distintos colectivos de migrantes que residen en el país fueron recibidos en el Instituto PATRIA por su vicepresidente, Jorge Ferraresi, y los integrantes del área de Derechos Humanos, Gabriela Alegre, Edgardo Binstock, Carlos Pisoni y Judith Said, con el objetivo de evaluar los retrocesos en la materia a partir de declaraciones públicas de parte de la dirigencia política y algunos comunicadores. Desde el Instituto se propuso armar una agenda de trabajo conjunta.

img_3415

Ferraresi se refirió al contexto político y advirtió que si bien hoy el pueblo está sufriendo un ajuste brutal, “venimos de una experiencia de gobierno con la que quedó demostrado que se puede hacer crecer al país y gestionar a favor de las mayorías con las banderas de la justicia social y la soberanía, en alto”. Pensando en las elecciones intermedias de 2017, afirmó que “le tenemos que poner un freno al neoliberalismo”.

Los integrantes del área de Derechos Humanos repasaron la breve historia del PATRIA, sus objetivos y agenda de trabajo de parte de las comisiones, ciclos de charlas y formación política, aparte de presentaciones de libros y revistas y las acciones que se vienen planificando desde el área.

img_3395

img_3399

Los hombres y las mujeres de los distintos colectivos expresaron su preocupación ante las declaraciones discriminatorias que los migrantes están recibiendo de parte de una parte de la dirigencia política, como así también de algunos comunicadores de las grandes empresas de medios de comunicación que, tal como ha sucedido en otros momentos de la historia reciente -no solo en la Argentina sino en el mundo-, dan pie para que gobiernos de tono conservador avancen con políticas y leyes que significan francos retrocesos en materia de derechos humanos, como evalúa hacer el gobierno porteño con la iniciativa de construir una cárcel para migrantes.

“Estamos muy preocupados por las declaraciones de los dirigentes pero también por el silencio oficial de la mayoría de las embajadas y consulados”, dijeron. Expresaron, entre otras inquietudes, las dificultades que los migrantes africanos tienen para trabajar en las calles de la ciudad de Buenos Aires. También se mencionó la explotación laboral en condiciones de servidumbre que sufre parte de la comunidad boliviana. Todos coincidieron en que las políticas de ajuste y discriminatoria del gobierno de Cambiemos los afecta por igual. En contraposición a la política migratoria del kirchnerismo que otorgó derechos e inclusión, en especial a las comunidades regionales.

El encuentro contó con la presencia de referentes y representantes de la Red de Migrantes y Refugiados, el Frente Guasú de Paraguay, el Cine Migrante, la Asociación Boliviana Laferrere, el Programa Migraciones y Asilo del Centro de Justicia y Derechos Humanos de la Universidad de Lanús, el Colectivo Ecuatorianos Unidos en Argentina, la Agrupación Xango, el Llamamiento Argentino Judío, ALEF, los Migrantes y Exiliados Colombianos por la Paz (MECOPA), el espacio Tinto Mate y Resistencia Colombia, La Campora y el Frente Amplio (Independiente).

img_3387

Del encuentro también participaron miembros de la Comisión de Integración Regional y Asuntos Internacionales del PATRIA, quienes vienen trabajando en un observatorio y relajamiento de las leyes y resoluciones para aportar a los ejes discutidos en la mesa de reuniones.

El área de Derechos Humanos del PATRIA, a lo largo de los últimos seis meses, ya se reunió con representantes de los organismos de derechos humanos, sindicatos, universidades nacionales, organizaciones de diversidad sexual y municipios bonaerenses, con el propósito de analizar la actualidad de cada sector y elaborar talleres conjuntos que promuevan la defensa de las conquistas logradas durante los últimos doce años.

Sobre el cierre del encuentro, los coordinadores del área comentaron que en febrero de 2017 se presentarán desde el PATRIA  un informe sobre el primer año del gobierno de Macri en materia de derechos humanos, en el que se incluirá la situación de los migrantes que viven y trabajan en la Argentina.