Pianelli: “Empieza a haber un fenómeno de unidad que va de la mano de la necesidad de enfrentar los planes del gobierno”

El secretario general de la Asociación gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP) e integrante de Metrodelegados, Roberto Pianelli, dio una extensa entrevista al periodista Sergio Wischñevsky, para la Revista Independencias, en la que realizó un análisis histórico y político de los diferentes momentos del sindicalismo argentino durante las últimas décadas. En este sentido destacó que las políticas implementadas por el gobierno de Mauricio Macri, tendientes a la concentración económico financiera y la flexibilidad laboral, pueden generar “las condiciones objetivas para que haya una nueva transformación” en el movimiento.

PianelliPianelli explicó que la actual división CTA-CGT es una consecuencia de los años ´90 cuando “un sector grande de lo que tradicionalmente era conocido como la burocracia sindical, se transformó en empresarios que se quedaron con parte de las privatizaciones”. Frente a dicho posicionamiento “apareció otro sector del sindicalismo que decidió confrontar, y de ahí nace la CTA, de ese momento”.

El metrodelagado relató que con la llegada de Néstor Kirchner a la presidencia el 25 de mayo de 2003 dichas estructuras empezaron a no tener sentido debido a los avances en materia de creación de puestos de trabajo, fortalecimiento del mercado interno, y crecimiento del consumo de sectores muy importantes de la población. “En ese proceso, en el sindicalismo se vuelven a generar divisiones, pero no creando nuevas siglas”, sino por dentro de las centrales existentes, tanto la CGT como la CTA.

“El kirchnerismo fue un proceso muy progresivo para los trabajadores, de amplia conquista de derechos, pero no surgieron nuevas conducciones”, reconoció Pianelli. En esa línea remarcó que a diferencia de los períodos anteriores el mejoramiento de las condiciones de vida “no se centró en las luchas de los trabajadores, sino que tuvo como eje fundamental una política nacional”.

“En los 12 años del kirchnerismo no hubo una sola huelga nacional de un gremio, creo que la única fue una que hizo Moyano un día que fue más una huelga política, ¿pero huelga general por salarios? Ningún gremio hizo huelga nacional por aumento de salarios en paritaria”, recordó.

Con respecto a la situación de los trabajadores desde la asunción de Mauricio Macri, el 10 de diciembre de 2015, el secretario General de AGTSyP consideró que las condiciones objetivas para una confluencia de espacios y la consecuente transformación del movimiento sindical estarán determinadas por “quién apoya el modelo y quien está en contra”.

Pianelli identificó que, si bien en las franjas de mayor jerarquía sindical aun no se tienen definiciones claras sobre una posible unidad, por abajo comienza a generarse un fenómeno que tiene como objetivo la necesidad de enfrentar los planes del gobierno: “empieza a haber por abajo un montón de gremios que antes quizás por estos prejuicios no nos juntábamos, nos conocíamos, hablábamos, nos sentábamos a tomar un café, pero era todo entre cuatro paredes y no salía de ahí. Ahora no tenemos problema de decir que estamos trabajando juntos”.

Ver el artículo completo >>