No en nuestro nombre

El “Colectivo de Comunidades Religiosas e Identidades Culturales por la Patria” conformado por cristianos católicos romanos y evangélicos, musulmanes, judíos e integrantes de pueblos originarios, repudiamos el comunicado difundido por el “Foro por la convergencia empresarial” relacionado con el debate público sobre los tarifas implementadas por el gobierno de la Alianza Cambiemos.

El documento, que se hizo público en el día de hoy, expresa los intereses de los sectores del privilegio y lleva entre sus firmantes –entre otras– a las siguientes instituciones: CIRA (Centro islámico de la república argentina, Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa, Alianza cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina, DAIA (Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas), Red Universitaria de Cooperación Académica de Universidades Católicas y de Orientación Católica de la República Argentina y AMIA (Asociación Mutual Israelita Argentina).

El involucramiento de estas entidades, en la alianza que pregona y defiende los intereses de los mas adinerados, en contra de los mas humildes es una afrenta feroz contra toda forma de solidaridad, compasión y fe en la comunidad humana.

Como integrantes de un colectivo en el que privilegiamos los valores de solidaridad y amor a los humildes, nos vemos en la responsabilidad moral de denunciar estas utilizaciones pseudo-religiosas que lo único que pretenden es acrecentar el beneficio de quienes detentan hoy el poder económico y político de nuestra Patria.