El Instituto Patria recibió a las Madres de Víctimas de Violencia Institucional

Un grupo de madres que desde hace varios años luchan contra la violencia institucional se reunieron con referentes del Instituto PATRIA para manifestar su preocupación por la arbitrariedad e impunidad con la que se están manejando los miembros de las fuerzas de seguridad, como producto, entre otras razones, de la decisión oficial de devolverles la posibilidad del autogobierno. Las mujeres denunciaron que “estamos frente a un plan siniestro dedicado a castigar a la gente más empobrecida y, en especial, a los jóvenes”.

Las madres que participaron de la reunión fueron Doly Demonty, Estela Díaz, Gumercinda Gimenez, Miriam Medina, Eugenia Vázquez, Stella Cerda, Claudia Castro y Yolanda Vega. Todas sufrieron la pérdida de seres queridos a manos de las fuerzas de seguridad, y en tiempos democráticos, y convirtieron en dolor en lucha y acompañamiento de familiares de nuevas víctimas. Del PATRIA participaron su secretaria, Teresa Parodi, y los coordinadores del área de Derechos Humanos: Gabriela Alegre, Edgardo Binstock, Carlos Pisoni y Judith Said.

Las madres describieron la alarmante situación que atraviesan hoy los sectores más humildes de la sociedad frente al aumento de casos de violencia por parte de las fuerzas de seguridad. Mencionaron las detenciones arbritarias de adolescentes por portación de cara o por vivir en un barrio humilde, los atropellos, abusos y casos de gatillo fácil. “Esas son algunas de las situaciones que se vienen sufriendo en los barrios, frente a un Estado que decidió correrse y mostrarse indiferente ante este avasallamiento de derechos”, dijeron.

Ahora no hay institución pública que responda ante estos hechos, no hay nada que ayude, desaparecieron las redes de contención que antes teníamos”, expresaron las mujeres, que no solo conocen cada detalle de los distintos casos de violencia institucional, sino que aparte son ellas mismas las que acompañan todos los días a las familias de las víctimas en el reclamo de justicia.

Teresa Parodi, además de presentar los objetivos y el recorrido que durante el año realizó el Instituto, manifestó su reconocimiento personal a las mujeres por su lucha a lo largo de los años, y destacó la importancia de su participación en la casa que preside de modo honorario Cristina Kirchner: “Cuando el pueblo está presente acá, esta casa toma sentido”, señaló.

Las madres, con emoción, recordaron la tarea que encaró el ex presidente Néstor Kirchner desde los inicios de su gobierno en la defensa de los derechos de los más vulnerables, y su presencia en los barrios en los que el entonces Estado nacional también había abandonado. Además, resaltaron las políticas de inclusión social que se implementaron a lo largo de los doce años de gestión kirchnerista, como así también la decisión de implementar una política de seguridad democrática, que entre otros beneficios, apuntaba a erradicar para siempre la violencia institucional.

El encuentro sirvió para coincidir, también, en el llamado a reforzar de forma urgente la articulación entre las organizaciones populares que trabajan en los territorios que hoy se encuentran desbordadas por la cantidad de casos que tienen que atender. Los referentes de la comisión de Derechos Humanos, por su parte, volvieron a manifestar el compromiso de coordinar estrategias y acciones en torno a la problemática y de planificar actividades en los barrios para acompañar a las víctimas y capacitar a los más jóvenes en la defensa de sus derechos.

A lo largo de 2016, el área de derechos humanos del PATRIA, mantuvo reuniones con representantes sindicales de la CGT y la CTA, referentes de universidades nacionales, organizaciones de derechos humanos, agrupaciones de diversidad sexual, municipios bonaerenses y organizaciones de migrantes. Con todos ellos se consensuó una agenda común de trabajo, con el objetivo de formar cuadros políticos y de gestión pública en materia de defensa y promoción de derechos.