La educación inclusiva desde la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Tensiones y desafíos

El 26 de junio 2017 la Comisión organizó su primer panel de discusión sobre la educación inclusiva, en articulación con la Universidad Nacional de La Plata, realizado en la sede de ADULP (Asociación Docente de Universidad de La Plata), sita en Calle 6 N°592.

Los Objetivos han sido:
– Visibilizar la educación inclusiva como desafío político y social en el marco de un Proyecto de Patria con y para todos y todas.
– Visualizar y debatir los modelos educativos en tensión
– Compartir avances logrados en el modelo social de discapacidad que la gestión del kirchnerismo sostuvo, los desafíos pendientes y preocupaciones en el contexto actual de retrocesos.

Se contó con la presencia de numerosos estudiantes y docentes de carreras de formación profesional específica, de organizaciones de personas con discapacidad, de organizaciones sociales y políticas de la comunidad platense, ciudadanos y ciudadanas movidos o interesados por la temática. Cabe destacarse, entre otros, la concurrencia de representantes de la Red Latinoamericana y caribeña del Deporte para la inclusión, Mujeres Peronistas deportistas, grupo de padres y autoidades de la EES Nª 515, Asociación Acción Rodar, Asociación Azul, AADEyS (Asociación Argentina de Esclerodermia y Raynaud), Alianza Federal de Grupo AMAR, ATE Capital – Area discapacidad, CTA – Secretaría Nacional de Discapacidad, Observatorio de derechos de las PCD de La Plata, ATE La Plata – Departamento de Discapacidad, ATULP – Secretaría de Derechos Humanos, se contó además con la adhesión expresamente remitida por el legislador del ParlaSur Daniel Filmus.
El panel en su conjunto se definió por su composición como “militantes de los derechos de las personas con discapacidad”, por encima de cualquier trayectoria individual de cada un@ de l@s participantes, tod@s relevantes en el campo, por su amplio conocimiento académico, institucional, territorial y/o de vida, abocada a la efectivización de los derechos humanos y sociales.

Se contó con la moderación de Ana Castagneto y Florencia Saintout, quienes además rescataron la perspectiva de derechos, la necesidad de visibilizar y luchar ante situaciones que hoy los inhiben y niegan, remarcando retrocesos del gobierno actual en la materia y la disputa de modelos de inclusión e igualdad vs meritocracia y exclusión que hoy recrudecen en el debate, expuestos en los hechos (como el recorte y negación de pensiones a personas con discapacidad) y en los lenguajes peyorativos que se utilizan.

Como expositores participaron:

– Silvia Bersanelli (ex Presidenta de la CONADIS, Coordinadora de la Comisión de Discapacidad del Instituto PATRIA), quien destacó la importancia de pensar los derechos educativos de las personas con discapacidad a la luz de la Convención. En ese marco planteó, entre otras cosas, los modelos en disputa: el modelo médico y el modelo social de la discapacidad, que llevan políticas y prácticas muy diferentes a la escuela y a los distintos niveles educativos. La apelación fundamental se centró en la necesidad de repensar que el sistema educativo debe modificarse en relación con las particularidades de las poblaciones y el mandato de la Convención, al servicio de los derechos de las personas con discapacidad, denunciando que hoy lo más frecuente sigue siendo la inflexibilidad y segregación en las instituciones.

– Mariano Sanchez (integrante de la Comisión de Discapacidad del Instituto PATRIA), expuso su experiencia y la del colectivo que representa, convocando al compromiso y la militancia de los derechos, destacando que es el único modo de frenar los retrocesos y construir desde cada lugar, desde cada persona, desde cada situación.

– Marcela Mendez (Coordinadora de la Comisión Asesora de Discapacidad de la UNLa, ex Coordinadora Nacional e integrante actual del Comité ejecutivo de la Comisión Interuniversitaria: Discapacidad y Derechos Humanos, del CIN), centró su exposición en el modelo social de la discapacidad y la situación de la universidad pública al respecto; recordando los ejes de la accesibilidad: comunicacional, física y académica. Invitó a pensar la discapacidad desde la intersectorialidad e igualdad de posiciones, destacando el rol de Estado y su presencia activa como central; explicitando la situación actual de reducción a la vez que subejecución presupuestaria y los retrocesos en materia de políticas vinculadas a la discapacidad y los derechos de las personas. Destacó que el momento en que el proceso de reconocimiento y desarrollo del modelo social de la discapacidad se ha desplegado interpela a la formación de perfiles profesionales nuevos, promoción de investigación y nuevas tecnologías, pero que “en un Estado que se retira es ficción hablar de igualdad de oportunidades”, inhibiendo la implementación de ese modelo.

– Sandra Katz (Directora de Inclusión, Discapacidad y Derechos Humanos de la UNLP, Coordinadora de la Red Interuniversitaria Latinoamericana y del Caribe sobre Discapacidad y Derechos Humanos), se refirió inicialmente a la complejidad que tiene el tema de la universalidad de la educación pública inclusiva en Latinoamérica, ya que en distintos países lo público no es sinónimo de no arancelado. Luego invitó a pensar profundamente acerca de los “distintos cuerpos y los cuerpos nuevos que circulan y los que aún no circulan” como integrantes plenos del conjunto social, interpelando por qué hay cuerpos que no circulan, en relación con los desafíos de la accesibilidad. Otro eje de su desarrollo fue la tensión entre curricularización de la temática de la discapacidad o la transversalización de la misma; entendiendo que es fundamental la formación de profesionales, de las disciplinas que sean, que entiendan que “el otro son muchos otros”, y la importancia de plantearlo en todos los espacios para que haya realmente profesionales comprometidos. También refirió, como tema pendiente y complejo al cumplimiento del 4% de trabajadores en situación de discapacidad en la universidad, docentes y no docentes, y los apoyos necesarios no sólo a estudiantes con discapacidad sino también a esos y esas trabajadores. Por otra parte, expuso la dificultad existente con los títulos no homologables. Y como cierre de su exposición, advierte la necesidad de preguntarse en cada decisión y acción a realizar si “hemos dejado a alguien afuera, y qué hacemos con ese”, en cada contexto.

Luego de las exposiciones de dio un espacio abierto a comentarios, preguntas y debate, el que contó con una participación muy activa de los y las presentes compartiendo experiencias, preocupaciones y denuncias de situaciones que afectan los derechos de las personas con discapacidad. Destacando como experiencias las que algunos estudiantes universitarios, que se encuentran en situación de discapacidad pudieron relatar respecto se la oportunidad efectiva que han tenido de completar, pese a provenir de hogares en situación de pobreza y dificultades económicas, sus estudios primarios, secundarios e iniciar los universitarios, los que hoy se encuentran amenazados por la suspensión de pago de su pensión y las dificultades laborales que atraviesa su familia. En general la denuncia de suspensión y/o baja injusta de las pensiones han sido de los temas más recurrentes, angustiantes e indignantes de los planteados, exigiendo cumplimiento de la Convención, y la importancia de trabajar para modificar leyes, movilización organizada en la calle para defender y comunicación efectiva para visibilizar la situación. No obstante, también han planteado, en el mismo orden de injusticia lo que sucede con el Dto 118 y los problemas de transporte; las prestaciones médicas y tratamiento; despidos e incumplimiento del cupo que ordena la ley para el ámbito público, y su necesidad de ampliarlo al privado; situaciones de estigmatización y discriminación por falta de formación adecuada de los profesionales e ignorancia de la sociedad, desprecio del poder ejecutivo nacional y provincial actual por las personas con discapacidad y políticas que los y las perjudican permanentemente; intento de desalojo de una escuela para ciegos y disminuidos visuales en La Plata; entre otros planteos del mismo tenor. Concluyendo los presentes en el reconocimiento al espacio, en la importancia de sostener, continuar y recrear este tipo de paneles y ámbitos de discusión sobre la temática, pero sobre todo, destacar como derecho y condición fundamental la participación política de las personas con discapacidad y el compromiso de todos para defender y avanzar en la efectividad de los derechos que marca la Convención.