En relación al discurso del presidente Mauricio Macri

La Comisión de Mujeres y Género del Instituto Patria nos vemos obligadas a manifestarnos en relación al discurso del presidente Mauricio Macri en la apertura del año Legislativo,  con referencia a sus comentarios y anuncios sobre las políticas de género del actual gobierno.
Al respecto, en primer lugar,  con nuestra lucha y conquista de derechos desde hace décadas,  le decimos que no queremos de ninguna manera servir a la estrategia de falseamiento de la verdad y manipulación de nuestras necesidades e intereses como mujeres.
Usted es el causante de la feminización de la pobreza actual y su discurso no nos hace abrigar esperanzas de corrección.
* Enmascara usted la pérdida de poder adquisitvo de l@s trabajador@s,  tras una propuesta de equipararación salarial de las mujeres argentinas, sin precisar metodología ni procedimiento.
* Promete extensión de la licencia paterna por nacimiento (con lo que estamos de acuerdo), cuando no ha permitido el tratamiento de proyectos pertinentes y de perfeccionamiento de las licencias maternales o propone la figura de “presentismo” (en caso de la salud propia o de la familia), en labores como la docencia, con amplia participación de empleo femenino.
*Con su  política de despidos a nivel nacional y de CABA, ha impactado singularmente en el  universo femenino de los sectores afectados.
*Su  política de desarticulación de los planes para las cooperativas sociales, está arrasando la inclusión en ellas de las mujeres de los barrios populares, integradas, desde hace años, a trabajos  convencionales y no convencionales, con horarios compatibles con los cuidados familiares y malogrando su  incorporación a planes de  estudio posibles y  concernientes.
*Con el debilitamiento del sistema educativo, la falta de vacantes, el cierre de establecimientos, con el incumplimiento de las políticas de extensión de jardines y jardines maternales, está afectando  a las familias y a las mujeres en especial, aún hoy casi únicas responsables de la organización familiar.
*Al aludir a la desnutrición y la obesidad como las “dos caras de una misma moneda”, intenta echar un manto sobre el aumento de la pobreza y la indigencia en estos dos años de su gobierno, insensible a la angustia y a la aflicción que esta situación causa en las familias argentinas y más aún en los más de dos millones de mujeres cabeza de familia.
*Al lesionar las políticas sociales referidas a personas con necesidades especiales, no ha hecho más que sobrecargar a las mujeres, quienes casi con exclusividad son las que afrontan estos cuidados.
*Sobre el embarazo adolescente no intencional, intenta con un  anuncio impreciso, ocultar la desarticulación y el desabastecimiento  de los programas de Salud Sexual, mientras proclama como novedosa una política de Educación Sexual Integral que fue ejemplo en el gobierno anterior, pero acerca de la cual no da precisiones ni presupuesto y mantiene en su nivel más bajo.
*Con respecto al tema del aborto, ignora que se viene discutiendo desde hace más de veinte años, ignora que siempre estuvimos dispuestas a este diálogo y lo seguiremos estando pero que, no sólo más del 60% de la población acompaña su tratamiento, sino que carece de ética el gobernante que manipula un tema y dilata la decisión sobre la muerte y desesperación  de miles de mujeres.
Para nosotras hubiera sido de verdad importante que, en lugar de recitarnos un discurso propio de una autoridad municipal y apelando a golpes bajos, como  la utilización de los temas de las mujeres, se refiriera a las políticas macroeconómicas que afectan a toda la población de nuestro país, pero que afectan de una manera particular al universo femenino.
Señor Presidente, formamos  parte de la sociedad; las políticas dirigidas a las mujeres si bien tienen características particulares y nos atañen especialmente, impactan e interesan al conjunto de la población. A tal punto que deberá usted considerarlas políticas centrales y esperamos no se atreva a defraudar las mínimas expectativas que han despertado sus escasos anuncios.
Las mujeres nos movilizamos y seguios luchando para recuperar los derechos que hoy, en su gestión, son avasallados.
El 8M las mujeres del mundo paramos
Por Justicia Social, Independencia Económica y Soberanía Política para todos y todas.
Libertad a los presos y presas polític@s