Kicillof presentó un libro sobre falsos dilemas económicos

El ex ministro de Economía y actual diputado nacional por el Frente para la Victoria presentó en el Instituto Patria el libro “Falsos dilemas económicos” junto a su compilador, Santiago Fraschina, y el rector de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV), Jorge Calzoni, ante una nutrida platea que desde temprano colmó hasta el último rincón del auditorio Néstor Kirchner.

La actividad comenzó una hora más tarde de lo previsto ya que los tres panelistas —y otros ochenta economistas nucleados en el Colectivo de Economía para la Argentina (EPPA)— se encontraban en el primer piso del edificio, junto Cristina Fernández de Kirchner, revisando la coyuntura nacional.

Una vez que los panelistas ingresaron al auditorio -y recibieron un aplauso contenido de parte de las ciento cincuenta personas que los estaban esperando-, Oscar Parrilli abrió la presentación.

El rector de la universidad bonaerense se mostró orgulloso de haber podido publicar por medio de la editorial de la UNDAV a pesar del recorte presupuestario que está imponiendo la cartera nacional de educación, tanto a ellos como al resto de las universidades nacionales, y contó que es en la carrera de economía que dirige Fraschina, donde se encuentran los futuros economistas que engrosarán las filas del campo nacional y popular.

Fraschina, que aparte de dirigir la carrera de economía de la UNDAV es el responsable de la Secretaría de Formación Nacional de La Cámpora, contó que en el texto que compiló junto a otro colega, se reflejan los intentos que a lo largo de la historia argentina realizaron determinados sectores de nuestro país para direccionar la política económica del gobierno de turno, por medio de la postulación de supuestos antagonismos en las estrategias de crecimiento y desarrollo de distintos proyectos políticos.

Los cuatro dilemas abordados en el libro son y que Axel Kicillof desmenuzó a lo largo de su intervención, son: crecimiento o distribución del ingreso; mercado interno o mercado externo; crecimiento del agro o de la industria; y financiamiento externo o inversión nacional. En el prólogo de libro, los autores dicen que “aceptar una de estas antinomias llevaría a conformar una estructura social y económica con ganadores y perdedores, y con sectores de la economía que imponen sus objetivos en el diseño de las políticas económicas”.

Kicillof  subrayó que a diferencia de la heroica resistencia que ejercieron algunos sectores contra el neoliberalismo en la década del noventa, en la actualidad, con Macri ejecutando punto por punto el decálogo del Consenso de Washington, los distintos actores del movimiento nacional y el pueblo empoderado de derechos, cuentan con la experiencia muy fresca de la gestión de gobierno kirchnerista. O sea que hoy se tiene conciencia y datos empíricos de que es posible elaborar estrategias en materia de política económica en las que el crecimiento de un sector no implique la destrucción de otro. También quedó demostrado que el Estado es un territorio en disputa entre los dos modelos de país. Uno lo utiliza para beneficiar a una minoría y reprimir el descontento social y el otro, para distruibuir la riqueza y ampliar derechos.

Los dilemas planteados en el libro editado por la UNDAV fueron presentados por Kicillof en un encuentro con jóvenes empresarios en 2014 en la facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de La Plata, y sirvieron para sintetizar, en gran parte, los principios que orientaron la política economía de loso gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner. Santiago Fraschina y Gabriel Wolf tomaron nota de todos aquellos argumentos y datos, y avanzaron con la idea de publicar un libro que contuviese esos falsos dilemas históricos y la forma de superarlos, por ejemplo, a través de una experiencia de desarrollo económico con inclusión social, como la que impulsó el kirchnerismo. Fue la Universidad Nacional de Avellaneda la que se interesó en la propuesta, a través de su editorial, que imprimió el trabajo en el muy difícil 2016.