¡Hasta la Victoria, Carlos Slepoy!

El proceso llevado adelante por el juez Baltasar Garzón desde la Audiencia Nacional española contra los autores de los crímenes de la dictadura argentina, —hito fundamental en las luchas contra la impunidad y por la justicia en nuestro país— tuvo en el abogado Carlos Slepoy su motor y su alma. Militante incansable de la defensa de los derechos humanos y de los principios de la justicia universal, como querellante por la Acusación Popular dedicó a esta causa su inteligencia, una voluntad inquebrantable y su enorme calidad humana.

Durante años convocó a centenares de ex detenidos en los centros clandestinos, ex presos políticos, familiares de los desaparecidos y asesinados, organismos de derechos humanos, periodistas, entidades políticas, gremiales y universitarias, para que aportaran los testimonios que permitieron visibilizar y condenar el genocidio perpetrado en nuestro país.

Hombre valiente, Carly, supo de la naturaleza de los regímenes represores, ejerció como abogado especializado y él mismo sufrió la dictadura argentina. Fue encarcelado dos semanas antes del golpe de Estado, en marzo de 1976, y pasó por varias prisiones antes de ser condenado al exilio.

En 1982, en Madrid, un policía ebrio lo hirió gravemente de pegó un tiro por la espalda, las secuelas lo persiguieron de por vida, y tuvo que pasar parte de su tiempo en silla de ruedas. Eso no fue obstáculo para continuar en su empeño por la defensa de los derechos humanos y los juicios contra Pinochet, contra el dictador de Guatemala Efraín Ríos Montt, o contra el represor argentino Adolfo Scilingo, al que la justicia española condenó a 1.084 años de prisión por crímenes contra la humanidad.

Sus últimos años se centraron en recoger testimonios, documentar y trabajar con y para las víctimas del franquismo y sus familiares.

Tenía el optimismo que da la militancia. Sabía de la tenacidad y que para recorrer ese camino es preciso enfrentar la impunidad para que la historia no repita sus capítulos más siniestros.

Carlos Slepoy, un imprescindible en la lucha por la justicia para todos los pueblos. Hasta la Victoria!!!
Comisión de Derechos Humanos – Instituto PATRIA