Hacia declarar la emergencia alimentaria

Resumen de la reunión ampliada de comisión para pensar la temática

Las políticas económicas de ajuste del Gobierno de Cambiemos están golpeando a quienes más los necesitan. La transferencia de recursos hacia los sectores de poder económico más concentrado que viene realizando el Gobierno de Mauricio Macri ha provocado el aumento de los niveles de pobreza y exclusión social, siendo las clases medias y trabajadoras las más afectadas por el modelo económico liberal. La situación es crítica en muchos lugares al punto de que gran parte de la población no tiene dinero para la alimentación, un derecho humano básico. Los merenderos y comedores escolares y barriales han aumentado la demanda: ya no son solamente los niños los que comen fuera de sus casas, sino también sus familias, en muchos casos afectadas por el desempleo. Paralelamente, los recursos de dichas instituciones para alimentar a este sector de la población son cada vez más escasos y no cumplen con la variedad nutricional necesaria para un correcto desarrollo, afectando principalmente a los niños.

Es por eso que la Comisión de Inclusión y Desarrollo Social del Instituto Patria, convoco a una reunión ampliada en el Anexo del Congreso Nacional de la que participaron invitados especializados en la problemática, profesionales, militantes políticos, sociales, sindicales e integrantes de las Comisiones del Instituto, quienes, partiendo del documento sobre Emergencia Alimentaria elaborado por la Comisión convocante, enriquecieron y aportaron ejes para la construcción de un Proyecto de Ley empoderado con la organización popular y política que pongan freno a las políticas de hambre y pobreza que viene implementando el Gobierno Nacional. Tal como lo viene proponiendo desde Unidad Ciudadana Cristina Fernández de Kirchner, durante la reunión se concluyo que la actual situación amerita con urgencia medidas que den respuestas inmediatas a la población para que no se siga vulnerando el derecho a la alimentación y en paralelo buscar repuestas estratégicas que puedan pensarse a futuro.

El encuentro fue coordinado por la Lic. Laura Berardo, coordinadora de la Comisión de Inclusión y Desarrollo Social y todos los aportes y experiencias fueron registrados por M. Gabriela Molina y Elena Fernández, asesoras de los Diputados Nacionales Fernanda Raverta y Carlos Castagneto (también integrantes de la Comisión)

Participaron e hicieron uso de la palabra: Lic.Liliana Periotti, ex sub secretaria de políticas alimentarias en Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Mariano Pinedo, referente de Asuntos Agrarios en el Instituto Patria e integrante del Movimiento Arraigo; Eva Saco, integrante de CEPA; Silvia Vilta y Tomas Ibarra, integrantes de la Comisión de Educación del Instituto Patria; Fernando Gómez, integrante el Frente Dignidad y Trabajo Milagro Sala; Sandra Mabel Cruz, presidenta del Bloque de concejales del FPV Moreno y Adriana Palacio, Secretaria de Desarrollo social del Moreno; Sonia del Partido Piquetero de CABA; Héctor Jorge Montero, concejal de Unidad Ciudadana-PJ Lanús; Gumercinda Giménez, referente de la Tupac Amaru; Manuel Pedreira del Movimiento Arraigo; Eduardo Monte del Movimiento de Empresas Recuperadas y el FDYT Milagro Sala; Claudia Elisa GonzálezManríquez, integrante de la comisión de salud del Instituto Patria.

Cada referente enriqueció y revisó desde su experiencia y especificidad generando un rico intercambio con profesionales, militantes sociales y políticos que asistieron, integrantes de la comisión provenientes de distintas regiones de la provincia tales como conurbano, Zárate, Campana, Mar del Plata, Olavarría, y CABA.

***

APORTES HACIA UNA LEY QUE DECLARE LA EMERGENCIA ALIMENTARIA

Liliana Periotti, ex sub ex sub secretaria de políticas alimentarias en Ministerio de Desarrollo Social de la Nación recomendó la revisión de la Ley 25.724 con el objetivo de que la Emergencia Alimentaria pueda trabajarse sobre el texto existente que, por supuesto, debe ser actualizado. Dicha ley creó el PROGRAMA DE NUTRICION Y ALIMENTACION NACIONAL, con el objetivo cubrir los requisitos nutricionales de niños hasta los 14 años, embarazadas, discapacitados y ancianos desde los 70 años en situación de pobreza.

Peirotti planteó la necesidad de que la población tenga una alimentación variada, incorporando a su dieta seca alimentos básicos como lácteos, carnes y frutas, que lamentablemente hoy no forman parte de la alimentación diaria de las familias. Es por eso que propone, en primer lugar, la declaración de la emergencia alimentaria y que ésta incluya un aumento del presupuesto por un lado para las familias, a través de la tarjeta de débito de asignaciones familiares y por otro lado el aumento de presupuesto para comedores escolares y merenderos, instituciones clave ya que son el mejor lugar para que los niños coman por la calidad de la alimentación y la educación alimentaria: son los niños los principales replicadores de buenos hábitos alimenticios. Además, Peirotti propuso la INTANGIBILIDAD de los fondos, para que dicho presupuesto no pueda ser transferido a otro ítem, y sea utilizado exclusivamente para la alimentación de la población. En este sentido, en el debate también surgió que dicho presupuesto no sea una expresión numérica nominal, sino que sea un porcentaje del PBI, para que el dinero no se pierda con la inflación.

La profesional sostuvo que los órganos de aplicación de esta ley deben ser por un lado el Ministerio de Desarrollo Social y por otro lado el Ministerio de Salud, con el objetivo de coordinar la alimentación con la atención primaria de la salud y la vacunación del calendario oficial.

Finalmente, habló de la necesidad de control de precios. Pensando estratégicamente la cadena de producción y fijación de precios y la crisis del sector tambero, propuso profundizar la autoproducción de alimentos y que las escuelas puedan comprar la leche a los pequeños productores.

SÍNTESIS: Emergencia alimentaria. Intangibilidad de fondos. Aplicación por ministerios de Desarrollo Social y Salud. Control de precios.

***

Mariano Pinedo, referente de asuntos agrarios en el Instituto Patria e integrante del Movimiento Arraigo, desarrolló una de las propuestas del documento inicial diseñado por la Comisión de Inclusión y Desarrollo Social: la creación de un comité nacional de crisis.
Pinedo habló sobre dos modelos que están en puja a escala mundial: el avance de una mirada que identifica al poder desde la perspectiva del dinero y el sistema financiero, representado por Mauricio Macri en Argentina, y otro modelo que pone en el eje de la escena a la persona humana y la familia, representado por ejemplo, por el Papa Francisco.

A partir de allí, desarrolló la idea de crear este comité nacional de crisis para hacer fuerza y resistir el avance del modelo financiero. Un comité donde la organización popular en representación de los trabajadores tenga no solamente voz, sino protagonismo y poder de decisión. En este sentido, el comité debe tener una mirada que contemple al hombre en su ámbito para terminar con la concentración poblacional y económica que desarraiga a las personas de su origen. Debe respetar la diversidad cultural y productiva, ya que en el extenso territorio argentino no se producen y consumen los mismos alimentos.

Finalmente, Pinedo habló sobre la desvinculación que existe entre el productor y el consumidor. Por eso planteó la necesidad de fortalecer el comercio de cercanía y achicar los circuitos de consumo.

SÍNTESIS: Organización popular con representación real y creación de un comité que imponga decisiones, no solamente debata. Achicamiento de circuitos de consumo.

***

Eva Saco, integrante de CEPA propuso una mirada global teniendo en cuenta no solamente lo alimentario, sino el aumento de tarifas y alquileres, entendiendo que sin energía se hace imposible cocinar los alimentos y calefaccionar el hogar. El derecho a la vivienda digna también está siendo vulnerado.

Por otra parte, habló de la cadena de valor de los alimentos: los precios no son regulados por el Estado, sino que los regula el mercado, y por eso no alcanza con transferir recursos solamente, sino que es necesario revisar la Ley de Defensa del Consumidor ya que no está totalmente implementada, y allí se propone la creación de un Observatorio de Precios dependiente de la Secretaría de Comercio.

Además, hizo hincapié en la cadena productiva: hay personas que necesitan alimentos y familias que se dedican a la agricultura y no tienen donde ubicar sus productos, por eso es necesario trabajar en el achicamiento de los circuitos de comercialización.
SÍNTESIS: Necesidad de regular precios: creación del Observatorio de Precios. Achicar circuitos de comercialización: más cercanía entre productores y consumidores.

***

Silvia Vilta y Tomas Ibarra, integrantes de la Comisión de Educación del Instituto Patria comentaron la situación actual de los comedores escolares, que reciben cada día más concurrencia de niños y familias. Actualmente 3 millones de personas se alimentan en los comedores, y la provincia de Buenos Aires, destina en relación, menos de ¼ de vaso de leche por niño. Además se registra una tendencia progresiva del gobierno provincial de desentenderse de lo alimentario. Este último punto fue reforzado por Héctor Jorge Montero, concejal de FPV Lanús, quien comentó que el gobierno de María Eugenia Vidal municipalizó el Servicio de Alimentación Escolar y la infraestructura de las escuelas en nueve distritos gobernados por Cambiemos.

Las representantes de la comisión insistieron en la importancia de los comedores ya que en el 2001 fueron el único brazo del Estado que funcionó para contener a la población y marcaron la necesidad de que exista un monitoreo y control por parte de las organizaciones sociales, populares y sindicatos.

SINTESIS: Evitar que el Estado se desentienda de los comedores escolares, aumentar el cupo y presupuesto para éstos y crear una red de monitoreo y control integrado por organizaciones sociales y populares.

***

En línea con la Comisión de Educación, Fernando Gómez, integrante el Frente Dignidad y Trabajo Milagro Sala contó que en las últimas dos semanas tuvieron que abrir numerosos comedores y merenderos en distintos puntos del conurbano y la ciudad de Buenos Aires por la necesidad alimentaria de las familias. También comentó la faltante de leche en los productos enviados por el gobierno, lo que imposibilita a los niños tener una dieta balanceada. Solamente consumen alimentos secos.

Es por eso que Gómez remarcó la necesidad de que se transfiera recursos al bolsillo de los más humildes de forma URGENTE e INMEDIATA, no solamente como una ayuda económica sino la necesidad de fijar las pautas para recomponer la Asignación Universal por Hijo. Además, hizo foco en mejorar la calidad alimenticia de los niños a través de la incorporación de alimentos frescos de CALIDAD en los comedores y merenderos barriales, fundamentalmente que no falte leche.

Finalmente, en línea con las anteriores intervenciones, planteó que es indispensable construir organización popular en esta etapa, y que no se pierdan los debates de fondo en el tratamiento de los temas urgentes.

SÍNTESIS: Transferir de forma urgente recursos al bolsillo de los más humildes: recomponer la AUH. Incorporar leche y alimentos frescos a los comedores y merenderos. Importancia de organizaciones populares.

***

Sandra Mabel Cruz, presidenta del Bloque de concejales del FPV Moreno y Adriana Palacio, Secretaria de Desarrollo Social de Moreno, contaron la experiencia en ese distrito del conurbano bonaerense, uno de los más afectados por la crisis económica y ausencia del Estado nacional y provincial, donde sancionaron desde el concejo deliberante dos ordenanzas: emergencia alimentaria y social y emergencia PyME.

Moreno es un distrito de 600.000 habitantes pero este dato no está actualizado para la coparticipación de la provincia de Buenos Aires, por lo que la plata que reciben es para 380.000 habitantes. Cuentan con 152 merenderos y 90 comedores. El Municipio pone gran parte de sus recursos en la asistencia alimentaria de sus habitantes, desatendiendo otros servicios también necesarios. El Estado local sostiene un 40% de la matrícula de los comedores, el resto queda en manos de las organizaciones sociales que los mantienen. Todos los meses los números terminan con déficit e incluso los trabajadores no cobran su sueldo en fecha.

Una de las primeras medidas del Municipio fue la creación de una mesa multisectorial de emergencia de la que participan organizaciones sociales, PyMEs y comerciantes locales. Desde allí salió la propuesta de sancionar las ordenanzas de emergencia.

Una de las iniciativas fue la puesta en marcha de una tarjeta de descuento social, para lo cual realizaron un convenio con dos grandes mayoristas del distrito: Jaguar y Maxiconsumo (los hipermercados multinacionales no quisieron participar porque “prefieren la gendarmería al diálogo”). El convenio consiste en una caja de 16 productos a $160 y otra de 23 productos a $250, las cuales pueden ser revendidas por comerciantes a $200 la de 16 productos. Vale destacar que las mismas fueron diseñadas por nutricionistas.

Por otra parte, hicieron un acuerdo con los supermercados chinos que ponen a disposición una “góndola solidaria” donde los vecinos pueden comprar 19 productos separados a precios accesibles.

Al igual que en Moreno, en Lanús se presentó un proyecto de ordenanza para declarar la emergencia alimentaria y emergencia PyME pero no obtuvo el apoyo político necesario. El concejal Héctor Jorge Montero comentó el impacto del desempleo ya que Lanús cuya capacidad industrial está al 50% y cerraron el 10% de los comercios. Propone un trabajo conjunto con cámaras comerciales y sindicatos.

SÍNTESIS: diálogo y trabajo conjunto con múltiples sectores: Estado, empresas, comerciantes, sindicatos y organizaciones sociales. Canasta básica de alimentos. Góndolas solidarias.

***

En las intervenciones posteriores surgieron diversos análisis de la situación coyuntural, todos coincidieron en la urgencia de inyectar recursos en los sectores de la población que están pasando hambre. A continuación se detallan algunos aportes:
Incremento del Presupuesto, asociado fundamentalmente a:

Las familias: Mejorar directamente el poder adquisitivo para una alimentación equilibrada (en cantidad y calidad) de todas las familias argentinas (desde el uso efectivo de diversas herramientas que tienen experiencias concretas y valiosas en territorios locales y en la gestión anterior).
Las organizaciones sociales y comunitarias e instituciones, que implementan actividades y prestaciones alimentarias: Aporte financiero adecuado para desarrollar las tareas de prestación alimentaria en cantidad y calidad nutricional adecuada a la edad y particularidad de l@s participantes y el entorno cultural y social donde esta se desarrollen.

Presupuesto para poder completar esas acciones con actividades de educación alimentaria, asesoramiento nutricional, y demás tareas que favorezcan la promoción de una dieta equilibrada y acorde al momento del desarrollo de l@s destinatarios.

Los comedores escolares: Cumplimiento e incremento de aportes económicos suficientes para la cantidad, calidad nutricional y oportunidad del financiamiento que requiere un correcto y adecuado servicio alimentario, asumiendo la creciente cantidad de niños, niñas, adolescentes y jóvenes que concurren a los mismos. Frenar el plan de descentralización a los municipios del financiamiento y responsabilidades provincial y nacional de los comedores escolares
Instalar y apoyar el “compre a pequeños productores”: a fin de fomentar la comunicación directa entre productores y consumidores.

Hacer cumplir, fortalecer y generar mayor participación social y capacidad institucional al control de precios y las instancias constituidas por la Ley de Defensa al Consumidor y su reglamentación, como el Observatorio, que debiera conformarse por múltiples actores y tener posibilidades de intervenir ante las distorsiones de precios.

Control y monitoreo: Crear comités locales y provinciales para monitorear y controlar el destino de los fondos dedicados a prestaciones y servicios alimentarios transferidos a instituciones públicas, educativas y organizaciones. A nivel nacional estarían incluidas en las funciones del Comité Nacional de Crisis

Contar con datos agregados y actualizados: Recuperar los registros de la “hoja de balance” que tenía datos concretos de producción para analizar la calidad nutricional del país.

Determinar aspectos epidemiológicos vinculados con lo nutricional, con monitoreo permanente y participación de los Colegios de Nutricionistas y de profesionales vinculados a la temática.

Vale destacar que estos aportes son pasos iniciales en el camino de la emergencia alimentaria. Desde la Comisión de Inclusión y Desarrollo Social se seguirá trabajando en este sentido para que los aportes de todos y todas se vean plasmados en proyectos de ley, visibilización de la problemática y promoverá articulaciones de acciones sociales y políticas que dé respuesta a la crítica situación alimentaria que están sufriendo los sectores más vulnerables de la sociedad y que ponga el foco en recomponer no solamente el bolsillo sino también la dignidad del Pueblo argentino.
Buenos Aires, 25 de julio 2017.