Charla “Comunicación y paridad”

El pasado lunes se llevó a cabo la última actividad del ciclo “Mujeres frente al ajuste” organizado por la Comisión de Mujeres del Instituto Patria —ciclo pensado para problematizar y profundizar sobre las dimensiones del ajuste y sus impactos particulares en mujeres e identidades feminizadas—. Este lunes la charla fue conducida por Amanda Alma, las invitadas Maria Pia Lopez, Julia Mengolini, Cynthia García y Liliana Mazure abordaron la dimensión cultural y comunicacional y sus desafíos en el panel “Comunicación y Paridad”.

“No hay forma de enmarcar lo que está pasando en este año y medio si no partimos del hecho fundacional que acometió este gobierno: la prisión de Milagro Sala”, comienza Maria Pia Lopez —ensayista socióloga e integrante del colectivo Ni una menos—. “Es un hecho emblemático y fundamental para que podamos pensar la dimensión del ajuste. Estamos en un proceso de construcción de un re-disciplinamiento social. Lo que está en juego es algo de fondo y que tiene que ver con instaurar disciplinas en toda la sociedad, de producir un conjunto de amenazas sobre los activismos sociales. Ese conjunto de amenazas comienza en Jujuy , como laboratorio del gobierno de la alianza cambiemos ya que pone en escena hasta dónde son capaces de llegar” . Continua, “Una podría ir desde ese acto inicial de represión al conjunto de acciones que se toman diariamente para disciplinar las disidencias sociales. El paro del 8 de marzo terminó con compañeras detenidas, el día anterior habían detenido a otras compañeras por hacer una pintada: el movimiento de mujeres esta bajo amenaza y esta permanentemente bajo observación que tiene como signo la disciplina”

Con su voz pausada advierte que no es que el estado no está, el estado está y muy presente pero en su faz represiva. Análisis fundamental para considerar como parte de una ofensiva neoconservadora la re-estructuración de subjetividades de las personas a través de estos mecanismos de disciplinamiento. No solo en materia económica, sino también recortando ingresos y privando a sus ciudadanos de derechos que se suponían conquistados. Y no solo de cara a la sociedad actual sino para la sociedad futura. “Genera disciplinamiento no solo para nosotros sino para generaciones que vienen y esto hay que pensarlo también en relación a  la deuda externa que encadena nuestras vidas y cuerpos para los años que vienen”.

Maria Pia hace eje en un estado que “está ausente para hacer políticas efectivas y públicas de prevención y erradicación de la violencia pero que aparece solo para ejercer violencia sobre nosotras. No aparece cuando hay que buscar las chicas desaparecidas en los barrios ni para proteger los circuitos donde trabajan y circulan esas chicas. Tampoco para llevar a cabo la mayor política de prevención de la violencia que se hizo en este país que fue la ley de Educación Sexual Integral”. Esta última en relación a la Ley 26.150, Programa Nacional de Educación Integral (ESI), sancionada el 4 de Octubre de 2006 que comprende los lineamientos curriculares para la implementación de una educación sexual inclusiva.

Por último concluye problematizando sobre las posibles respuestas de una sociedad civil como la argentina con grandes capacidades y voluntades de movilización. “La clave está en cómo constituimos un tipo de estrategias y traducción de nuestra capacidad de movilización, un tipo de articulaciones que sean transversales y que puedan hacer eje en esos derechos amenazados. Que son nuestras libertades nuestras capacidades de hacer y nuestras capacidades de desarrollar nuestras vidas en condiciones económicas como las que estamos viviendo.”

La  diputada del FPV y ex presidenta del INCAA (2008-2013), Liliana Mazure, prosigue con una revisión de la industria cultural, avocándose al sector audiovisual donde la precisión de los números e índices aportan claridad para su análisis.

Para tener un panorama de la situación de la industria audiovisual actual comienza explicando que durante los últimos años se produjeron entre 60 y 70 ficciones por año con equipos de trabajo de más de 300 personas. En el año 2016 se produjeron 23 y este año en cálculo estimado se estará llegando a fin de año con 12 producciones de ficción. Gracias a los sindicatos que jugaron un rol fundamental hoy se cuenta con información elemental para analizar el rubro.

“El sindicato de televisión tiene 35.000 afiliados de los cuales 6300 son mujeres, es decir un 18%, SUTEP tiene 29.000 afiliados con 13.600 mujeres. La asociación Argentina de Actores presenta un  46% de afiliadas mujeres entre los más pares de los sindicatos. De 1001 directores inscriptos en la DAC solo 183 son mujeres. La Asociación Argentina de Locutores  tiene 791 afiliados, de los cuales  301 son mujeres. Los gremios de prensa de 7500 presentan 3700 mujeres, y así podríamos seguir. ¿A qué voy? A que estando en un porcentaje bajo de participación vamos a ser siempre las primeras afectadas”. Prosigue, “tampoco participamos en la toma de decisiones, ARTEAR  tiene 29 directivos y solo 7 son mujeres, Telefónica S.A. de 7 directivos  solo una mujer, en RTA una sola mujer de 6 autoridades, radio nacional de 15 autoridades sólo hay 3 mujeres, en Clarín directivos hombres  son 16 y una sola mujer, en La Nación también solo una de 10 y  en Radio America ya no hay ninguna” Escalofriantes, pero creíbles, los números que arrojan los registros que al pensar en identidades disidentes como mujeres transgénero se resume a cero.

“Estamos muy por debajo de los números internacionales. Voy a ser absolutamente sincera creo que perdimos una oportunidad en estos 12 años de avanzar como mujeres en estos lugares que nos corresponden. Creo que llego el momento de tomar conciencia y de no dejar pasar un minuto más.Tenemos que reaccionar y llevar adelante una acción salvaje” concluye Mazure abriendo camino para la frescura y vitalidad de Julia Mengolini.

Julia es abogada, periodista y fundadora de Futuröck. La primer radio profesional transmitida desde internet. “Para explicar lo que es Futurock hay que hacer una suerte de diagnóstico de cuál es el panorama de los medios de comunicación. Estamos en una situación fatal que se empezó a dar en el cambio de gobierno . Lo primero que sucedió fue una suerte de derrumbe casi en efecto dominó de todos los medios de comunicación que tenían un discurso contrahegemónico, por distintas razones. Por un lado, decisiones autoritarias de este gobierno que decidió deliberadamente que esos medios no existan Pero también creo que hay que hacer una suerte de autocrítica ya que el gobierno anterior, que muy bien había planteado varios medios y programas que daban batalla cultural y discursiva, no pudo sostener esos medios de comunicación mas allá del cambio de gobierno. No pudo hacerlos sustentables”

¿Y ahora qué inventamos? Se preguntaban los ex- Nacional Rock luego de la primera vuelta anticipando los sucesos. De la imposibilidad de encontrar una frecuencia que les permitiera tanto económica como técnicamente llevar adelante el proyecto surge la decisión de crear la primer radio profesional que se emita por internet, cuenta Mengolini. “La gran novedad es también que es una radio feminista, claramente feminista como no hay ninguna otra. No es que en algún momento nos planteamos esto, sino que es una radio que pertenece a su época. No podía ser otra cosa.”

¿Por qué feminista?

“En esta época de retroceso, de avance de la restauración conservadora, de avance de la derecha, el Movimiento de mujeres en general está adquiriendo un vigor diferente y además un protagonismo que no tenía en una época progresista como fue el kirchnerismo. El lugar del feminismo tan relevante frente al avance de la derecha es el que se ve reflejado en esa radio por eso es que es una radio de esta época. No porque sea tan masiva aun, ojalá que si, porque nosotros venimos a disputar sentido. No nos divierte ser una radio alternativa.”

Otro ítem que responde a está pregunta es la cantidad de mujeres que hay en la programación y conducción de los programas e invita a pensar en cuáles son los roles que se les tiene asignados hoy en día en los medios a las mujeres, en la conducción, en los paneles de opinión política. “Hay que ver que lugares estamos ocupando y no comernos falsas paridades.” agrega con su toque directo y sin rodeos.

“Construir medios pensados por comunicadores tiene que ser el desafío, donde el objetivo no sea que te de plata sino comunicar con estructuras nuevas de financiamiento. Que no estén adosados a una empresa con otra actividad que pretenda beneficio económico. Ahí es donde nosotros planteamos una estructura muy revolucionaria que es que a Futurock mayormente nos sostienen los oyentes y oyentas con sus aportes” Concluye.

Cynthia Garcia, periodista y fundadora de La Garcia, plataforma web, toma la palabra.

“Este modelo de ajuste represivo necesita un cerco mediático para poder llevar a cabo una política de disciplinamiento y de represión selectiva. Este cerco mediático también es selectivo. Hasta parece que hubiera un cupo de kirchnerismo”, comienza. “Aun con el déficit que pudo haber tenido el kirchnerismo en materia de comunicación, hasta diciembre de 2015 hubo una vocación de distribución de la palabra y ese era el lugar que ocupaban los medios públicos.”

La ex- 678 resaltó la importancia del rol de los comunicadores y comunicadoras, ponderando que la comunicación popular no tiene que ser marginal, alternativa, tiene que disputar centralidad. “La García intenta esa experiencia, es una plataforma comunicacional que surge con las nuevas herramientas a disposición, producto de la necesidad. Lo que intentamos hacer es un medio de comunicación en las redes con estrategias de viralización pensadas y direccionadas para tener un alcance masivo”

Como desafío fundamental plantea organizar la comunicación popular. “Va a ser la organización de estas experiencias con nuestras trayectorias, con nuestra profesionalidad con nuestro compromiso y militancia, puesta al servicio de la comunicación popular y también feminista lo que podrá generar voces potentes que no solamente salten el cerco mediático sino que lo rompan.”

Mirá el video acá.