Eva Perón, voz y acción por la inclusión

A 65 años de su partida, Eva Perón continúa inspirando la lucha por la inclusión social y la conquista de derechos para el Pueblo. Reflexiones de la Comisión de Inclusión y Desarrollo Social del Instituto Patria.

Desde que yo me acuerdo cada injusticia me hace doler el alma como si me clavase algo en ella. De cada edad guardo el recuerdo de alguna injusticia que me sublevó desgarrándome íntimamente. Recuerdo muy bien que estuve muchos días tristes cuando me enteré que en el mundo había pobres y había ricos; y lo extraño es que no me doliese tanto la existencia de los pobres como el saber que al mismo tiempo había ricos

 

En el escenario de una Argentina que, conducida por el General Perón, instalaba tempranamente el Estado de Bienestar en un país latinoamericano, en tiempos en que la PATRIA, transitaba un camino de grandeza, una preocupación central del accionar de Evita fue asegurar que los pobres los excluidos, los deprivados de derechos tuvieran las oportunidades y medios para participar plenamente en la vida económica, política, social y cultural de nuestro país.

Su incansable tarea, fue desplegada en múltiples planos y órdenes institucionales. La Fundación Eva Perón, que dirigió con ahínco sobrehumano, tendió puentes de amor y solidaridad con los necesitados, proporcionando alegría, dignidad y seguridad a los niños, a los ancianos, a los padecientes.

En el plano gremial, movilizó a la clase trabajadora, contribuyendo a su organización, lo cual tributó paralelamente a la expansión, la universalización y la profundización de derechos

Evita bregó por la inclusión de la mujer en la vida política, a tres días de que el Gral. Perón pasara a ser el presidente electo de la Nación, exigió la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, comprometiéndose a trabajar en pos de la sustanciación del sufragio femenino. Afirmó entonces: …. “La mujer argentina ha superado el período de las tutorías civiles… debe ocupar el sitio en el complejo engranaje social del pueblo. …Lo exige, en suma, la transformación del concepto de mujer, que ha ido aumentando sacrificadamente el número de sus deberes sin pedir el mínimo de sus derechos”…

Su prédica y su esfuerzo culminaron con la sanción de la ley 13010, que amplió la ciudadanía política con la inclusión de las mujeres.
.A su vez, merced a su impulso, el artículo 37 (II.1) de la Constitución de1949, estableció la igualdad jurídica de los cónyuges y la Patria Potestad compartida, (tal artículo fue eliminado en la Constitución de 1957)

La creación de la Rama femenina del Partido Justicialista, que personalmente dirigiera posibilitó una amplia e inusitada participación política de la mujer en el Parlamento.

Eva vivió y se des vivió por democratizar a una sociedad profundamente injusta, por reducir la distancia entre pobres y ricos, cínicamente naturalizada por los sectores dominantes.

Por ello esos sujetos individuales o colectivos a los que tempranamente identificó como potenciales actores políticos, asumieron el nuevo protagonismo que Eva les propusiera y asignara, sintiéndose PUEBLO, hermanándose en objetivos y valores compartidos, en tanto reconocían como antagonista a LA ANTIPATRIA.

La entrega, la lucha, el sacrificio de Evita hicieron posible avanzar en la integración social.

Por ello perdura en la memoria colectiva y se constituye en una figura icónica que representa la lucha contra la desigualdad
Por todo ello, la Comisión de Inclusión y Desarrollo Social del Instituto PATRIA honra su recuerdo y procura emular su ejemplo