“Dieron un Golpe y rasgaron 54 millones de votos que pusieron a Dilma como Presidenta”

Alberto Cantalice, vicepresidente del  Partido de los Trabajadores de Brasil (PT), estuvo en Argentina en el marco de una gira mundial en busca de apoyo a Dilma Rousseff y  participó de una charla en el Instituto PATRIA. En una entrevista en profundidad Cantalice habló sobre el proceso de Impeachment liderado por Michel Temer, al que definió como “un Golpe parlamentario, mediático y empresarial”, y manifestó que el PT se encuentra en las mejores condiciones para liderar al próximo proceso electoral.

 

Alberto Cantalice, vicepresidente  PT, explicó que las manifestaciones que se vienen produciendo en Brasil, en ciudades como Río de janeiro, San Pablo, Salvador, Porto Alegre, o Brasilia, han generado “presión para que parte del Senado revea la posición que ha tomado anteriormente” acerca del proceso de Impeachment, por lo que “es posible que algunos senadores muten de posición y vuelvan a apoyar al gobierno de Dilma”.

Asimismo Cantalice destacó la solidaridad internacional que está presionando mucho al interior de Brasil y ha generado que “la población vaya tomando conciencia y poco a poco vaya entendiendo que Dilma, y las fuerzas populares y democráticas, han sufrido un Golpe”. “Gran parte de los artistas, intelectuales, escritores, las figuras públicas se han posicionado contra el Golpe y en defensa de la vuelta al Estado democrático. Ya han dejado clara su posición que esto fue un Golpe parlamentario, mediático y empresarial. Esos tres sectores dieron un Golpe y rasgaron 54 millones de votos que pusieron a Dilma como Presidenta”, expresó el Presidente del partido más popular de dicha nación.

Con respecto a la gobernabilidad del gobierno de Temer explicó que según las encuestas tiene sólo el apoyo de un 11% de la población: lo que se produjo fue la conjunción de fuerzas en defensa no de Dilma únicamente, sino de la democracia y el respeto al proceso electoral. Porque hay gente que hoy vota a un gobierno, y en la próxima elección vota a otro, pero cuando se interrumpe abruptamente un mandato de una persona que ganó las elecciones es un acto de violencia contra la democracia”. En ese sentido Cantalice dijo que Temes “no tiene apoyo popular ni tiene la espalda para aplicar un programa regresivo, parecido al que está aplicando Macri”.

Sobre el futuro y las próximas elecciones sostuvo que “Lula lidera los sectores populares de Brasil, y aun con la presión mediática encima lidera todas las encuestas electorales”. Acerca del PT específicamente remarcó que “sigue siendo un partido muy fuerte con muchos diputados, senadores y gobernadores, a pesar de que sufre constantemente ataques desde la corporación mediática. Esos tres puntos, Dilma, Lula y el PT, tienen todas las condiciones dadas para liderar el proceso electoral”. El líder de los trabajadores explicó que “el Golpe ilegitimo contra Dila terminó trayendo al interior del Partido y las fuerzas democráticas a sectores de la oposición que no estaban bajo una estructura partidaria tradicional”. Y advirtió que “Si no se lo pone freno a las políticas regresivas van a terminar con las conquistas del las Mujeres, del movimiento Negro que en Brasil es muy fuerte porque es un país con mucha descendencia afroamericana, el Colectivo de Gays, lesbianas y trans, y los avances en la Cultura”.

Acerca de los avances de la derecha en diferentes países de la región expresó que “no se perderán porque la población no dejará que eso pase”, pero señaló que sí existe un interés corporativo por las riquezas naturales de la región. Para finalizar subrayó la necesidad de que “los proyectos  populares con Lula y Dilma en Brasil, los últimos doce años en Argentina, Evo en Bolivia, Ecuador, Venezuela, creen nuevas expectativas para que la población vuelva a depositar su confianza en las políticas que defienden las luchas y banderas contrarias a los partidos neoliberales”.