Declaración frente al decreto que elimina la Paritaria Nacional Docente

El gobierno nacional acaba de dar el tiro de gracia a la Paritaria Nacional Docente (PND), derecho adquirido de los trabajadores de la educación desde hace una década. La PND había sido la herramienta utilizada durante los dos gobiernos de Cristina F. de Kirchner para construir políticas educativas junto a los cinco sindicatos de representación nacional.

Finalmente el Decreto 52/17-1-2018 modifica el Decreto 457/07, que entre otras disposiciones constituía un ámbito para que el Estado Nacional (a través de su Ministerio de Educación) y los representantes de los docentes, discutieran el salario mínimo y diversos aspectos de la actividad educativa. Al modificarse el artículo 6 del decreto 457, la “retribución mínima de los trabajadores docentes”, pasa a ser un tema específico de cada una de las jurisdicciones.

Eliminada la instancia nacional de discusión, el gobierno avanza un paso más en la configuración de un Ministerio Nacional desentendido del salario de los educadores y de la indelegable tarea de construir una política educativa nacional, con un rumbo común, a la vez que respetuosa de la realidad de cada jurisdicción.

Durante su vigencia, la PND estableció un mínimo común de dignidad salarial para todos los educadores de la patria, elevó los salarios de las provincias con menores remuneraciones, y lo más importante, disminuyó notablemente las diferencias salariales existentes entre jurisdicciones.

La ausencia del Estado Nacional profundizará las inequidades salariales, hará un sistema educativo más injusto y menos cohesionado (como ya observamos), objetivos explícitos de las insensibles políticas neoliberales.

El Instituto Patria, su Comisión de Educación, seguiremos trabajando junto a legisladores, organizaciones políticas, sociales y diferentes representantes de la comunidad para oponernos a estas políticas que ya han fracasado en el pasado, dejando un sistema educativo fragmentado por la ausencia y deserción del Estado Nacional.