Cristina visitó Tiempo Argentino en solidaridad con sus trabajadores

Cristina Fernández de Kirchner visitó, el edificio donde funcionan Tiempo Argentino y Radio América que fue violentado por una patota. Allí dialogó con los trabajadores acerca del ataque y la situación de la cooperativa y ambos medios de comunicación. “No recuerdo un ataque así en democracia”, expresó.

577dbe6a2a394

Cristina Fernández de Kirchner visitó el miércoles 6 de julio por la tarde la redacción de Tiempo Argentino que había sido brutalmente atacada por un grupo de tareas encabezado por el empresario Mariano Martínez Rojas. Lo hizo acompañada por los diputados Nacionales Andrés Larroque y Josefina González; los legisladores bonaerenses Miguel Funes y Lauro Grande; y el titular del Instituto PATRIA Oscar Parrilli. “Nunca había visto, desde la recuperación democrática, un ataque de este tipo a un medio de comunicación. No recuerdo algo así en democracia desde el ’74 o ’75, previo a la dictadura militar”, manifestó la ex Presidenta luego de recorrer las instalaciones.

Según relata dicho diario Cristina pasó en principio por los estudios de Radio América donde los trabajadores le detallaron los daños sufridos en los equipos que sirven para la puesta en el aire de la emisora. A continuación se dirigió a la redacción del segundo piso, que había sido destrozada durante las cuatro horas que la patota estuvo adentro, antes de retirarse con custodia policial. Allí fue recibida por Javier Borelli, presidente de la cooperativa Por Más Tiempo, Gustavo Cirelli director del semanario y los trabajadores y trabajadoras que lo llevan adelante. En esa instancia Cristina afirmó que es el Poder Judicial el que debería “actuar rápidamente en la identificación de los responsables del ataque y analizar la situación de la planta (de la radio) que está ocupada”.

“Quería estar junto a ustedes, que se visibilizara el episodio que pasó y que no puede volver a pasar. La redacción de un diario tiene un condimento especial, que es el hecho fundamental de la libertad de expresión, en este caso controlado por los trabajadores. Vine a expresar mi solidaridad con ustedes que están atravesando todas estas dificultades”, fue el mensaje que dejó a quienes estaban presentes.

CmtjW8XWYAA0cJD

Los trabajadores agradecieron su solidaridad y el gesto de estar presente en estas circunstancias, y relataron cuál es la situación del conflicto que se inició en diciembre de 2015 con el abandono y vaciamiento del Grupo 23 por parte de Sergio Szpolski y Matías Garfunkel, dueños de Balkbrug. “El vaciamiento fraudulento de empresas es una figura penal, hay que denunciar con nombre y apellido y que actúe la Justicia contra aquellos empresarios que fraudulentamente vaciaron la empresa”, expresó al respecto la ex mandataria.

Cristina subrayó su preocupación por “el hecho de violencia que pasó aquí y la apoyatura que tuvo de fuerzas de seguridad y esto en nuestra gestión jamás pasó. No permitimos nunca cuando hubo manifestaciones, incluso violentas, que la policía saliera con armas de fuego. Estaba prohibido. Esto nos costó muchísimas críticas de los sectores medios, sobre todo en la Ciudad. Siempre dijimos que preferíamos que corten 20 mil calles, que la policía tenía que aguantar un montón de cosas, pero no cargar sobre nuestras espaldas la represión de una sola vida perdida”, indicó.

“Más allá de los errores que todo gobierno puede tener, creo que en materia de libertad de prensa, de seguridad en la calle para manifestantes y libertad para decir lo que quieran de las autoridades del país, sinceramente, no recuerdo otro gobierno que las haya defendido como el nuestro”, explicó la ex Presidenta.

La recorrida por el edificio finalizó en el último piso donde funciona la administración de la cooperativa y allí pudo ver un cuadro de Rodolfo Walsh destruido con saña por los “matones”. Al finalizar la recorrida habló con periodistas de diferentes medios que aguardaban en la vereda, y recibió un cálido saludo de un grupo de obreros de la construcción que trabajan en una obra cercana.