Cambio de paradigma en el Programa Ellas Hacen: de lo colectivo a lo individual como forma de desarticulación de la organización social

El pasado martes 15 de mayo se realizó, en la sede del Instituto Patria, la reunión plenaria de la Comisión de Inclusión y Desarrollo Social.

 

 

Durante la misma realizamos un informe de los ejes que venimos trabajando desde la Comisión: Niñez en Emergencia, Monitoreo de políticas públicas en el marco de los documentos elaborados sobre Pensiones no Contributivas y Pobreza y un balance de nuestra participación en la Campaña 1 Millón de Firmas contra la Reforma Previsional, a través de las compañeras Paola Rezano y Daniela Pedraza y Betina Mateo. El compañero Eugenio Reati compartió y realizo un balance de las jornadas que se desarrollaron en el Anexo del Congreso, convocadas por ATE, en el marco de la situación con las Pensiones No Contributivas.

En la segunda etapa de la reunión plenaria con la introducción en el tema y la presentación de la compañera Laura Berardo trabajamos sobre el monitoreo del Programa Ella Hacen para lo cual contamos con la presencia de Iris Pezzarini (ex Directora Nacional del Programa). El Ellas Hacen se creó durante la gestión de la Presidenta Cristina Fernández y de la Ministra Alicia Kirchner, en la actualidad, por decisión de la Ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley y el Presidente Mauricio Macri, fue fusionado, junto al “Argentina Trabaja”, en un nuevo programa denominado “Hacemos Futuro” (RESOL-2018-05588116-APN-SES#MDS)

El programa Ellas Hacen nació en el año 2013 y estuvo destinado a 100.000 mujeres de casi todas las provincias del país, de sectores muy vulnerables, que estaban atravesando situaciones de violencia de género, cobraban la Asignación Universal por Hijo, eran madres de 3 niños hijos o más o tenían una discapacidad. El Ministerio de Desarrollo Social en ese entonces, a cargo de Alicia Kirchner, fue quien diseñó el programa, con una clara perspectiva de género y de educación y organización popular, en articulación con el Consejo Nacional de Mujeres.

A diferencia del Argentina Trabaja, que incluía a mujeres y varones en cooperativas de trabajo articuladas con las organizaciones sociales y los municipio, el Ellas Hacen busco incorporar a mujeres vulneradas por violencia de genero por sus parejas o ex parejas a las cuales se nucleaban en cooperativas de trabajo con un objetivo principal de fortalecer a las beneficiarias en la ruptura con estas situaciones de violencia generando capacitaciones pre laborales y educativas en el marco de la solidaridad y cooperación con sus compañeras.

A medida que las participantes fueron fortaleciéndose en sus derechos y autoestima el programa comenzó a ofrecer formación vinculada a la salida laboral, sobre todo en el rubro construcción, plomería, carpintería, entre otras. Algunas de las experiencias que las cooperativas de mujeres desarrollaron en los 3 años que duro el programa fueron la construcción de sus propias casas.

A través de este programa no solo se buscaba la inclusión laboral sino también educativa, social y cultural. Para llevarlo adelante el Ministerio de Desarrollo Social artículo con otros ministerios y sobre todo con las Universidades Nacionales públicas, también contaba con un dispositivo territorial de equipos interdisciplinarios en cada distrito que garantizaban el vínculo diario y directo con las mujeres cooperativistas.

En la charla con Iris Pezarrini remarco que “el logro principal del Programa Ellas Hacen fue que el Estado reconoció las luchas de uno de los sectores más postergados, las mujeres, y las convoco recuperar sus voces, a levantar sus miradas, a reconocerse en otras mujeres y a compartir espacios colectivos de confianza y aprendizaje mutuo. Fue relevante para mí, como el estado vio esa necesidad que estuvo latente durante décadas en esas mujeres y creo la herramienta del programa, pero más revolucionario aun fue el modo con que esas mujeres se hicieron cargo activamente de ella, asumiendo como derecho propio el compromiso del espacio social que iban reconociendo. Pusieron el cuerpo y la voz al espacio y no cumpliendo meramente una contraprestación. Ahí había un compromiso compartido. Una política pública que se responsabilizaba de ser provocadora pero también soporte, sostén y promoción de las mujeres, un grupo social históricamente castigado y postergado, pero que lejos de victimizarse, demandaba y exigía más política. Las mujeres del programa Ellas Hacen producían movimiento, cuestionaban y con ello comenzaban a desnaturalizar zonas cristalizadas de las relaciones de poder y del patriarcado estatal.”

La fusión, y por lo tanto desarticulación, del Ellas Hacen realizada por el gobierno de Cambiemos implica un cambio en relación al paradigma de intervención y de interlocución con las destinatarias del programa. Se pasa de lo colectivo, inclusión en cooperativas de trabajo con la matricula correspondiente, a lo individual y sin garantizar como eje transversal la perspectiva de género. Se proponen capacitaciones, centralmente dictadas por ONGS/Consultoras, donde las mujeres son tomadas como beneficiarias individuales aisladas en lugar de fortalecerlas con procesos formativos integrales. Además el Ministerio de Desarrollo Social ha desfinanciado y cerrado los dispositivos territoriales (CAL), pretendiendo transferir los equipos interdisciplinarios al ANSSES para priorizar la atención individual, centralizada y virtual enfatizando lo administrativo.

Este cambio de paradigmas en torno a las políticas sociales lo hemos venido denunciando y analizando en diversos documentos elaborados por la Comisión de Inclusión y Desarrollo Social del Instituto Patria. Luego de la charla con Iris Pezzarini elaboraremos un análisis más extenso sobre el cambio realizado por la Ministra Stanley y Mauricio Macri en el Programa Ellas Hacen, que deja de ser un Programa cooperativo y apuntado al emponderamiento de mujeres en situación de violencia de genero, para convertirse en una política publica focalizada y vacía de lo que fue su objetivo principal de inclusión y fortalecimiento.