Acerca del incesante deterioro del Estado de Derecho

La Comisión de Derechos Humanos advertimos acerca del incesante deterioro del Estado de Derecho, evidenciado en las últimas semanas a través de dictámenes grotescos reñidos con el mas básico sentido jurídico. Las perdidas de garantías legales, motivadas por claros intereses políticos persecutorios sólo son comparables con los sufridos durante los momentos de excepción, característicos de los periodos dictatoriales que ha sufrido nuestro país.

La persecución a través de medios pseudo-jurídicos y mediáticos empiezan a resquebrajar la totalidad de un sistema jurisdiccional que percibe con asombro la creciente anomia procesal naturalizada por el silencio y la complicidad manifiesta del poder ejecutivo.

Los inmensos costos sociales e individuales de esta anomalía jurisdiccional no pueden más que condicionar el total funcionamiento del sistema jurídico argentino, despedazado por la digitación, la prevaricación y la animadversión política, encauzadas al más brutal acoso de la militancia popular

La sociedad argentina descubre cotidianamente la sistemática perdida de derechos con formatos de violencia simbólica y represiva –básicamente contra los trabajadores y los más vulnerables— que parecían superados en la historia de nuestro país.

La Comisión de DDHH exige nuevamente la inmediata liberación de los presos políticos y convoca a solidarizarse con quienes se han constituido en verdaderos rehenes de un proyecto político orientado a la recuperación de privilegios y al sometimiento de las mayorías nacionales.

Buenos Aires, 19 de enero de 2018